14 de abril de 2014

MEJILLONES CON TOMATE

Mejillones con tomate

Receta de mejillones con tomate

Estaba abriendo mi lata de mejillones en escabeche para la receta de hoy y me ha dado por pensar que es curioso comprobar cómo funciona la selección natural. Por ejemplo, en un aperitivo te dispones a sacar una lata, no sé, digamos por ejemplo que de berberechos. Si estás atento descubrirás como los invitados, con más o menos disimulo, se apostan como arponeros, palillo en ristre, y en cuanto los pones en la mesa, los berberechos van desapareciendo del plato con un revuelo como de pirañas. Si pudiéramos ralentizar tan vertiginosa imagen, comprobaríamos que la desaparición de los moluscos no responde al azar. Se van volatizando de mayor a menor, del más gordito al más canijo. El último no se queda en el plato por educación o vergüenza, es que da pena verlo. Se demuestra así una vez más la darwiniana selección natural de las especies. Para que luego digan que las latas no son educativas.

Ingredientes: 1 lata de mejillones en escabeche, 1 envase de esos del súper con tomate triturado para preparar pan con tomate (hay varias marcas), unos tomates cherry, 1 rebanada de pan rico (de hogaza o similar),1 paquete de rúcula con canónigo, de los que vienen ya listos para usar, ½ cebolla picada, 1 diente de ajo, 2 cayenas (guindilla pequeña), aceite de oliva virgen extra, azúcar y sal.

Preparación: en una sartén con un poco de aceite ponemos un diente de ajo picado y dos cayenas. Que se hagan un poco. Añadimos ½ cebolla picada. Cuando dore, agregamos el tomate triturado y el líquido de la lata mejillones. Le ponemos sal y un poco de azúcar para compensar la acidez. Lo dejamos haciendo a fuego medio hasta que veamos que empieza a estar hilado y con poco líquido. Añadimos unos tomates cherrys partidos por la mitad, les damos una vueltecilla y agregamos los mejillones, con cuidado para que no se rompan. Es el momento de ponerle un poco de rúcula con canónigo y mezclar. Retiramos del fuego. Cogemos nuestra rebanada de pan, que habremos tostado previamente, y ponemos nuestro gozoso preparado de mejillones con tomate por encima. Por cierto, yo buscaría las cayenas y las quitaría porque se camuflan con el paisaje y pueden daros un susto picantoso.



.
.

10 de abril de 2014

PALITOS DE CANGREJO (surimi) EN CEVICHE

Palitos de cangrejo en ceviche

Receta de ceviche fácil, con palitos de cangrejo

Que digo yo que en estos tiempos que corren, un tanto escuetos económicamente (por decirlo de forma suave y sin mentar al padre de los responsables), deberíamos poder darnos un homenajillo divertido de vez en cuando. Así que vamos a darle una oportunidad a los productos más modestos de nuestra despensa o nevera. Y voy a empezar por esos palitos de cangrejo (surimi) que solemos tener en el congelador esperando una oportunidad. Pues bien, su día ha llegado. Que se quiten el abriguillo ese de plástico que llevan, que se pongan guapos con un baño de limón, se liguen a unas guindillas y se vayan al plato. Mejor que salgan de casa y conozcan mundo. Que no les pase lo que a mí que ayer me ocurrió algo muy preocupante. Estaba viendo una serie de televisión sobre homínidos de esos antiguos de hace más de un millón de años, cuando apareció en la pantalla una peludilla hembra Australopithecus o algo de eso. Me quedé mirando a aquella hirsuta antepasada y de repente me sorprendí a mi mismo pensando que estaba bastante buena. En ese momento comprendí que ya es oficial. Como mis palitos de cangrejo, debería hacer más vida social.

Ingredientes: 1 paquete de palitos de cangrejo, una cebolla (preferiblemente roja), guindilla, lima (o limón), aceite de oliva virgen extra, pimienta, perejil y sal.

Preparación: no puede ser más fácil. Descongelamos los palitos de cangrejo y los cortamos pero no en los típicos cuadraditos, sino al bies (en diagonal, vamos), que les va a dar un aspecto mucho más molón. Los ponemos en un bol y los acompañamos de cebolla roja cortada en juliana (en tiras). Le añadimos una guindilla cortada en rodajillas (o un par de cayenas bien picadas) y lo regamos con abundante zumo de lima o de limón y sal al gusto. Lo tapamos con film transparente de cocina y lo dejamos macerando en la nevera un rato. A la hora de servir, lo regamos con nuestro aceite de oliva favorito, lo espolvoreamos con un poco de pimienta y adornamos con un poco de perejil.
.
.

1 de abril de 2014

POSTRES FÁCILES (y resultones)

torrijas
Torrijas de régimen
Recetas de postres fáciles

Todo empezó porque estaba ya viendo torrijas semanasanteras por todas las pastelerías y había decidido recordaros la receta de mis torrijas impostoras. La idea era buena, pero, ay, una vez abierta la caja de Pandora de los postres fáciles, ha quedado en libertad el obeso obseso que hay en mí. Y me he animado, claro. Y es que he descubierto enredando por el blog varios postres ya antigüillos y que estaban por ahí olvidados, y que creo que merecía la pena recordar.
mousse de chocolate
Mousse de bricolate




Y es que he visto yo esta mousse de bricolate y me he dicho. Animalillo silvestre, criaturita de dios, ¿me vas a decir que no tienes tú quien te coma? Oye, y me ha dado una lástima, que me he dicho, esta receta hay que recordarla.


 
flan de moscatel
Flan de moscatel

Y claro, se pone ya uno, a mirar y ante sus ojos, con galana presencia de flan y sensuales oscilamientos como de odalisca de los postres, va y se aparece este flan de moscatel, todo belleza comestible. Y qué le vas a hacer, pues lo pones también.

tarta de queso
Tarta de queso autoconclusiva



Y ya metidos en festejos y gordosidades varias, he visto esta tarta de queso, chiquitilla y juguetona ella (y no por ello menos apetecible) y me he dicho, venga, tú también entrarás en mi lista de postres rescatados del olvido. Si es que soy un blando.


gazpacho de pera
Gazpacho de pera


Y con la mala conciencia de tanto dulce y tanta caloría suelta, me he dicho, igual, para disimular un poco, debería poner un postre más livianito. Algo verde, con fruta, hierbitas o cosas de esas. Y he descubierto este gazpacho de pera, tan resultón él, que nos cubre bien el hueco.





Soy consciente de que una lista así, de postres y encima fáciles, en plena operación bikini, es un poco canallada. Pero bueno, al fin y al cabo se acerca la Semana Santa que es tiempo de pasión. Unos la pasan en la cruz, otros en la báscula.
.
.

Estos postres y muchos otros más los puedes encontrar en este libro
.
.

17 de marzo de 2014

PASTA CON GAMBAS

Pasta con gambas

Receta de pasta con gambas y setas

Yo descubro que está llegando la primavera cuando en mi vida surgen inquietantes preguntas. Que si de verdad pude yo caber alguna vez en este pantalón vaquero, que si habrá venido algún niño a casa, porque esta camisa en la que no me cierran los botones no puede ser mía, que si qué es esta cosa redonda y blandita que ha surgido sobre mis tersos abdominales, o la duda de si habrá que llamar al técnico para que arregle el espejo porque esa cosa de ahí enfrente no puedo ser yo. Cuestiones transcendentales que en principio, tras un invierno de ir bien tapadito y con las carnes refugiadas bajo varias capas de ropa, no te surgen, pero que es llegar el calorcito, destaparse uno un poco y brotan en tu cabeza de sopetón. Descubres que durante el invierno, en plan crisálida, has mutado, que eres otro. No aquel que el otoño pasado, aún con restos del morenillo veraniego, esbelto de nadar, descansado por las aún recientes vacaciones y todo guapetón, empezó a ponerse cosas de abrigo por encima. No. Ahora eres alguien, otro, cuya intrínseca fofez, te desconcierta. Un ser desparramado y blando como un flan descolorido. Qué tiempos cuando llegaban la primavera y el calorcito y uno emergía de su crisálida invernal de abrigos, suéteres y bufandas hecho una apolínea mariposa. Ahora te quitas los refajos invernales y lo que ves es un desconcertado, gordo y cabreado moscardón.

Ingredientes: 1 paquete de tallarines (o macarrones o espaguetis o la pasta que prefieras), gambas o como en este caso 1 paquete de colas peladas de gambón congeladas (en la zona de congelados de las grandes superficies), 1 bote de setas variadas (también las hay congeladas), 1 bote de tomate seco en aceite, ajos, cayena, aceite de oliva virgen extra, sal y orégano.

Preparación: ponemos a cocer pasta para dos personas, siguiendo las instrucciones del fabricante. En una sartén ponemos un poco de aceite y añadimos cuatro dientes de ajo y un par de cayenas (guindillas pequeñas). Dejamos que se hagan un poco y añadimos cinco tomates secos en aceite. Le damos una vuelta para que se hagan un poco y añadimos el contenido escurrido de nuestro bote de setás y un poco de sal. Dejamos que las setas cojan un poco de color y agregamos las colas de gambón descongeladas. Añadimos un poco más de sal, mezclamos bien y dejamos que los gambones se salteen un poco. Añadimos la pasta bien escurrida y mezclamos bien espolvoreando con rico y abundante orégano. Que se mezcle bien todo y listos para seguir con nuestra Operación Tipazo.


  
.
.
Related Posts with Thumbnails