19 de julio de 2007

SOLOMILLO AL HORNO (asado para no iniciados)

solomillo al horno
Esa cosa con una puerta abatible que hay debajo del sitio donde se pone el cazo para calentar la leche, es un horno. Tan inquietante artilugio, además de servir de astuto escondite para las sartenes sucias, tiene otras utilidades. Por ejemplo, hacer muy fácilmente un solomillo al horno.

Solomillo al horno

Ingredientes para 4 personas: un par de solomillos de cerdo medianitos, sal gorda, pimienta, tomillo, romero, orégano y aceite de oliva virgen.

Preparación: se les quita alguna grasilla blanca inoportuna que tengan los solomillos por el exterior, se les pone sal por ambos lados y se espolvorean moliéndoles encima un poco de pimienta. Se colocan en una cazuela de cristal Pyrex (de las que aguantan el calor del horno), se les pone un poco de aceite por encima y se espolvorean generosamente con el romero, el tomillo y el orégano. Se meten en el horno precalentado a 200 grados, y se dejan allí tranquilitos, sin necesidad de hacerles nada, media hora. Se cortan en lonchas más o menos gruesas según el gusto de cada uno (con un cuchillo afilado para que no se deshagan) y se acompañan con puré de patatas (del de sobre vale perfectamente) y la salsa (de bote o sobre) que más te guste. Ya sólo queda chulearse a modo con los invitados.

Sobre salsas y otras pócimas misteriosas: Falsarius Chef no tiene nada contra las salsas de bote o sobre (de hecho botes, latas y sobres varios son la esencia de su recetario), pero esta receta tal vez merezca el esfuerzo de una salsa hecha por uno mismo. La de la foto es una de mostaza y salsa de soja y puede hacerla incluso quien sólo distingue una cocina de un baño por el color de los baldosines.

Receta de la salsa fácil para carnes
.
.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails