25 de agosto de 2007

CHIPIRONES EN SU (MEDIA) TINTA

chipirones en su tinta
Es fiesta. Está todo cerrado. La cocina desolada. La nevera vacía. Apenas una cebolla abandonada y un tomate viudo. En un cajón descubres una solitaria lata de chipirones. ¿Una tristeza? No. Un menú “vasco-mediterráneo” de mucho lujo y ornamento que dejará tu estómago agradecido y feliz como una bucólica vaquerilla de la Finojosa.

Receta de chipirones en su tinta

Ingredientes: los ya anunciados, un tomate, una cebolla, una lata de chipirones en su tinta, aceite de oliva, orégano, sal y, oye, si tienes por ahí un poco de jamón y puedes cortar unos taquitos pequeños, mejor que mejor.

Preparación: se pica media cebolla y se pone a freir con un poco de aceite. Se ralla medio tomate y cuando la cebolla esté doradita, se añade al sofrito removiéndolo bien. Se abre la lata de chipirones y se vuelca en un plato. Con una cucharilla vas cogiendo la salsa negra de la lata, dejando de lado, preferiblemente, el aceitazo que trae, y la vas añadiendo al sofrito mezclándolo todo bien. Para que salga un poco más de salsa añade un par de cucharadas de agua. Cuando veas que está todo bien hilado, añades los chipirones (sin el aceite de la lata, insisto) y dejas que se calienten un poco con la salsa. Esto es la parte vasca del menú que decíamos al principio. La mediterránea es trocear el medio tomate y la media cebolla que te han sobrado, aliñarlos con un poco de aceite, sal gorda y un poco de orégano y comértelo acompañando a los chipirones.

Obviedad: hay mucho tradicional irredento para quien los chipirones en su tinta sin arroz blanco, no son lo mismo. El problema se soluciona en un minuto con uno de esos vasitos de arroz blanco para calentar en el microondas. A mí me gusta más calentarlo en la sartén con un poco de ajo muy picado y su puntita de sal.

5 comentarios:

pancho dijo...

Los he hecho y me han quedado estupendos. Es genial.

Anónimo dijo...

estimado chef,

en mi primera incursión en su blog no he podido resistir la tentación de hacer esta receta. Emocionado, he ido corriendo al super, frotándome las manos ante tan exquisito manjar por tan sólo 3 euritos de mi precaria economía....

Y he de decir que me has abierto un mundo, el de las latas, tan denostado...eliminar ese aceite desagradable de los chipirones es lo mejor de toda la receta.

Sólo un apunte...la próxima vez creo que sustituiré el agua por vino blanco y el orégano, sin duda, por perejil, ya que si no mata el sabor un poco.

Te felicito. De ahora en adelante estarás muy presente en mi cocina.

Un saludo,

Chef Manué, en la China y en Jaén.

FALSARIUS CHEF dijo...

Pancho, por alguna extraña razón, no había visto tu comentario hasta hoy. Disculpa la tardanza. Muchas gracias.

FALSARIUS CHEF dijo...

Anónimo, me parece brillante ponerle un poco de vino blanco. Yo suelo poner la versión más sencilla de las recetas para que cada uno, como es tu caso, luego le dé su genuino toque impostor. En cuanto al orégano, era para el aliño del tomate, no para los chipirones. Un saludo y bienvenido al mundo de las latas.

gonsalet dijo...

Buenas tardes, Falsarius. Ojeando blogs de cocina he llegado al tuyo y vamos, me he quedado sorprendido. Hoy tengo poco tiempo, por lo de los Reyes magos, pero adhiero a tu insolencias culinarias...nos vemos pronto

Related Posts with Thumbnails