9 de febrero de 2008

RISOTTO GENERAL BÁSICO (a lo fácil)

Risotto fácilSOY CONSCIENTE DE QUE ME ESTOY METIENDO EN UN JARDÍN IMPORTANTE CON ESTO DEL RISOTTO. HAY MUCHO TALIBÁN SUELTO PARA EL QUE LA PREPARACIÓN DE ESTE ARROZ ES COMO UNA RELIGIÓN. Y PARECE QUE LES MOLESTA QUE ALGUIEN MENOS AVEZADO EN LA COCINA SE ATREVA CON ÉL. ¡QUITA TUS SUCIAS ZARPAS DE TORPE NOVATO DE MI ARROZ! PARECEN DECIRLE AL PERSONAL. PUES BIEN, FALSARIUS CHEF (A LA SAZÓN YA CASI UN TOCAPELOTAS PROFESIONAL) VIENE A DESMONTARLES EL CHIRINGUITO. Y CON ESCARNIO AÑADIDO, PUES LA RECETA SE HACE CON ARROZ DE VASITO DE PLÁSTICO. Y EN DIEZ MINUTOS. Y SIN TENER NI IDEA DE COCINA. ¿CÓMO TE QUEDAS? ¿A QUE JODE?

Receta de risotto fácil

Ingredientes: 1 vasito de arroz blanco SOS (del que viene preparado para el microondas), 8 mejillones congelados (o una lata de mejillones al natural), 1 vaso de vino blanco, 1/2 cebolla, 1 ó 2 dientes de ajo, un brick de caldo preparado (el que más te guste), queso rallado (cuanto más rico, mejor) pimentón, orégano, sal, mantequilla y aceite de oliva virgen extra.

Preparación: ponemos el arroz, dejando suelto el grano que suele compactarse en el vasito, en un bol pequeño y lo cubrimos con caldo. Justo cubrirlo. Y lo dejamos ahí mientras vamos haciendo el resto (si se pone un rato antes, mejor incluso). Picamos el ajo (uno o dos dientes según nos guste) y lo ponemos a dorar en dos o tres cucharadas de aceite. Cuando veamos que se va haciendo, añadimos la cebolla también picada. Cuando empiece a hacerse, echamos los mejillones sin descongelar ni nada. Cuando esté doradita, le añadimos un poco de sal, media cucharita de pimentón normal y una pizca de pimentón picante, le damos una vuelta rápida y añadimos un chorreón de vino blanco. Dejamos que se evapore el alcohol (aprovechando para inspirar profundamente, que da un puntito) y agregamos el arroz con el caldo. Cuchara de madera en ristre, vamos removiendo y agitando un poco la sartén para que el líquido se vaya evaporando. Cuando veamos que el arroz se está quedando seco, lo espolvoreamos un poco de orégano (que le da un toque muy italiano) y añadimos algo más de caldo. Repetimos la operación de ir removiendo con la cuchara hasta que adquiera ese aire de risotto (jugoso, pero prácticamente sin caldo) que buscamos. Retiramos del fuego y le añadimos una cucharadita de mantequilla, que iremos removiendo lentamente para que se vaya deshaciendo y mezclando bien con el guiso. Ya sólo queda poner en un plato, adornar si queremos con un poco más de orégano y rallar por encima unos hilos (más chulo un poco gruesos) de queso. Yo le pongo Flor de Esgueva, que es de oveja y le va estupendo. Veréis que plato más rico. Y lo que luce, oiga.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails