28 de marzo de 2008

MELVA AL HORNO SIN COMPLEJOS

melva al hornoME ENCANTA LA MELVA. BUENO, NO TANTO COMO PARA INVITARLA A SALIR O AL CINE (AUNQUE PEOR SERÍA SALIR CON UN CONGRIO), PERO SI LO BASTANTE COMO PARA INVITARLA A CENAR EN CASA. ELLA DE CENA, CLARO. PARA MUCHA GENTE LA MELVA ES COMO LA HERMANA POBRE DEL ATÚN Y TUERCEN EL GESTO CUANDO SE LES NOMBRA, COMO SI LE HUBIERAN CHUPADO LA TRIPA A UN SAPO CALVO. PUES BIEN, EN SU LUCHA CONTRA LA DISCRIMINACIÓN MELVÍSTICA, FALSARIUS CHEF TIENE EL PLACER DE SUGERIROS ESTA APETITOSA RECETA QUE A LAS YA CONOCIDAS VIRTUDES NUTRICIONALES Y GASTRONÓMICAS DE LA MELVA, LE AÑADE SU CAPACIDAD IMPOSTORA: POCOS PECES DE LATA QUEDAN TAN APARENTES AL HORNO. ¿Y SI LA MELVA ES CANUTERA? BUENO, TODOS HEMOS SIDO JÓVENES.

Receta de melva al horno

Ingredientes: 1 bote de patatas peladas de los de cristal, 1 lata de melva (en este caso de 320 g. de conservas Tejero, unos 4 €), 1 lata de cebolla frita (Hida, por ejemplo), aceite de oliva virgen extra, sal gruesa y perejil.

Preparación: precalentamos el horno a 200 grados. En una fuente de cristal resistente al horno (Pyrex de esas) vertemos el contenido de la lata de cebolla frita, escurriéndole un poco el exceso de aceite si queremos. Sobre la cebolla vamos poniendo patatas de bote, previamente lavadas y cortadas en lonchas (a lo "pobre", vamos), las regamos con un hilillo de aceite, añadimos sal gruesa al gusto y espolvoreamos con perejil. Metemos la fuente en el horno y la tenemos allí hasta que las patatas cojan un color apetecible (teniendo en cuenta que tanto las patatas como la cebolla están precocinadas, unos 15 minutos pueden bastar. Eso sí, a más tiempo, más tostadillas las patatas). Llega el momento de abrir el horno y, con cuidado, depositar sobre las patatas la melva escurrida del aceite de lata. No le ponemos más sal, que suele traer bastante de casa. En 5 minutos estará lista nuestra melva al horno. Un poco más de perejil y, si acaso y nos gusta, un chorreoncito de limón acabará de redondearnos el marino condumio.

Nota prescindible: esta receta queda también rica con caballa. Por cierto, para lectores puntillosos, por supuesto, en lugar de cebolla frita de lata puede utilizarse cebolla natural como hice yo el día de la foto. Lo único que necesitas es más tiempo libre. Y una cebolla, claro.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails