19 de abril de 2008

BERBERECHOS SARKOZY

berberechos sarkozyFEOS, PEQUEÑOS, INSIGNIFICANTES, HAY QUE VER QUÉ POCO NOS LUCE UNA LATA DE BERBERECHOS. SOBRE TODOS SI ENTRE LOS INVITADOS HAY ALGÚN MAMÓN DE ESOS, ARPONERO PROFESIONAL DE APERITIVOS, QUE DE UNA SOLA Y CERTERA ESTOCADA, ENSARTAN DIEZ EJEMPLARES EN EL PALILLO Y SE LOS ZAMPAN DE UN BOCADO. EN ESAS DISQUISICIONES ANDABA ABRIENDO MI LATA, CUANDO APARECIÓ EN LA TELE SARKOZY, EL POPULAR POLÍTICO FRANCÉS. UN TIPO BAJITO Y MÁS BIEN DEL MONTÓN, PERO QUE ELEGIDO PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA FRANCESA Y CON CARLA BRUNI AL LADO, SE CONVIRTIÓ EN UNA ESTRELLA. Y DE REPENTE LA LUZ SE HIZO. MIRÉ FIJAMENTE EL ROSTRO DE UNO DE LOS BERBERECHOS Y EN SUS PEQUEÑOS OJOS TRISTES VI TODO EL POTENCIAL DE UN PEQUEÑO SARKOZY. ESO SÍ, PARA CONVERTIRSE EN UNA ESTRELLA , MÁS QUE CON CARLA BRUNI Y UN CARGO DE PRESIDENTE, IBA A TENER QUE CONFORMARSE CON LIMÓN Y UN PALILLO. OYE, PARA UN MOLUSCO, TAMPOCO ESTÁ TAN MAL.

Ingredientes: 1 lata de berberechos (si son buenos mejor, la mía era de los de 30/40 por envase, de la marca Frinsa que están muy bien), 1 limón, Rebocina Royal (preparado instantáneo para rebozar), vinagre y aceite de oliva.

Preparación: abrimos la lata de berberechos y escurrimos el jugo en un vaso, reservándolo porque vamos a usarlo luego. Cortamos un par de rodajas de limón, les quitamos la cáscara y las troceamos en triangulillos que, aunque pequeños, tengan entidad corpórea como para ser pinchados en un palillo. Porque palillos es lo que vamos a utilizar para empalar (por su bien: para estar guapo hay que sufrir) nuestros berberechos. Para ello procederemos de la siguiente forma. Clavamos dos berberechos en el palillo, un triangulito de limón en medio, y otros dos berberechos. Así con todos hasta acabar el contenido de la lata. Reservamos las brochetillas. En un plato hondo ponemos dos cucharadas de Rebocina y en lugar de con agua, hacemos la pasta con el caldo de los berberechos, siguiendo las instrucciones. Antes de rebozarlas, mojamos el dedo en un poco de vinagre de Jerez y se lo pasamos por encima a las brochetas para que cojan un poco de sabor. Una gota, muy poca cosa, en plan sutil. Hecho esto, las rebozamos y las freímos en aceite abundante y caliente. Dejadlas escurrir sobre papel absorbente y a comer. Os van a sorprender.

Nota: para que encajara bien el texto he tenido que reducir un poco la imagen. Para ver a los berberechos en todo su apetecible esplendor, basta con pinchar en la foto.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails