12 de abril de 2008

JUDIONES A LA OPERACIÓN BIKINI


Judiones con manitas de cerdo

Receta de judiones con manitas de cerdo

ANTES DE QUE LOS CALORES ABRASADORES QUE AL GORE (QUE ES COMO EL HOMBRE DEL TIEMPO DE TODA LA VIDA, PERO A LO BESTIA) NOS ANUNCIA PARA EL FUTURO, PODEMOS APROVECHAR ESTA FRESCA PRIMAVERA PARA IR DESPIDIÉNDONOS DE LOS GUISOTES. Y LO VAMOS A HACER CON UNAS RACIALES Y ROTUNDAS JUDIAS CON MANITAS DE CERDO Y CHORIZO. HALA. ALEGRÍA. BASTA DE MISERIAS INNECESARIAS. SU PODEROSO PODER CALÓRICO, ADEMÁS DE DELEITAR DEBIDAMENTE NUESTRO PALADARES Y SACIAR NUESTROS MÁS BAJOS INSTINTOS CULINARIOS, VA SERNOS DE GRAN UTILIDAD PSICOLÓGICA. SE ACABARON LAS DUDAS. TRAS SU INGESTA ES EL MOMENTO DE EMPEZAR LA OPERACIÓN BIKINI (BERMUDAS PARA LOS CABALLEROS) EN SU DOBLE MODALIDAD: O EMPEZAMOS LA DIETA O TIRAMOS EL BIKINI A LA BASURA. ¿LA DECISIÓN DE SOPHIE?: UNA BROMA.

Ingredientes: 1 lata de manitas de cerdo, 1 bote de judiones, chorizo, 3 dientes de ajo, 1 cebolla, pimentón normal y picante, aceite de oliva virgen extra y sal.

Preparación: volcamos en un plato el contenido de la lata de manitas de cerdo y, con cuidado, vamos procediendo a quitarle los pequeños huesecillos que llevan. Aprovechamos el concienzudo despioje, para apartar los grumillos de grasa que encontremos por ahí (y para tranquilizar de paso nuestra pecadora conciencia). En una cazuela ponemos un poco de aceite y, cuando esté caliente, le añadimos la cebolla picada y los tres dientes de ajo un poco aplastados con la mano. Cortamos seis lonchas de chorizo, no muy gruesas y, sin piel, las añadimos al sofrito cuando veamos la cebolla doradilla, aprovechando para poner sal al gusto. Un par de vueltas y le agregamos las manitas de cerdo limpias. Removemos bien mezclando todo y ponemos 1 cucharadita pequeña de pimentón normal y un poco de pimentón picante. Otra vuelta, rápida para que no se nos queme el pimentón, y añadimos un poco de agua (o caldo de brick, si tenemos). No mucha para que luego el guisote nos quede hilado (si vemos que nos quedamos cortos, le añadimos un poco más). Dejamos el invento al fuego unos diez minutos y volcamos en él los judiones previamente enjuagados bajo el grifo. Removemos bien y lo dejamos otros diez minutos a fuego suave y agitando la perolilla de vez en cuando para que el caldo quede con cuerpo. Con cuerpo de rey, que es como vamos a quedarnos nosotros.

Nota: pese a los insidiosos rumores que corren al respecto, esta receta no está patrocinada por Corporación Dermoestética.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails