1 de diciembre de 2008

MERLUZA DE PINCHO (de merluza)

merluza de pinchoMerluza de pincho porque lleva un palillo. De pincho porque una ración servida en un platito puede pasar por tal. Y desde luego no por otra cosa, porque es merluza congelada como la que más, de las de toda la vida. Tan de toda la vida que ya empiezo a dudar que exista la merluza fresca. Tengo vagos recuerdos de ella perdidos en la memoria, pero también tengo recuerdos de Caperucita Roja, de Corto Maltés y de la chica del póster central del Penthouse y sé que no existieron. A mis años, como para fiarse de la memoria. Pero da igual, como con la que está cayendo yo también estoy congelado, la merluza y yo hacemos juego y no pasa nada. Es más, podríamos pasear juntos por el parque cogidos de la aleta y nadie se extrañaría. Bueno, a lo mejor los intolerantes de siempre, pero esos me dan igual porque no se comen y mi merluza sí. Y está muy rica. Y se adorna con exuberantes langostinos tan congelados como ella. Y todos juntos y congelados parecemos una orgía patrocinada por Pescanova. Que digan lo que quieran. Es lo bueno de la merluza congelada: se pongan como se pongan, y haga ella lo que haga, nunca podrán llamarla “fresca”.
.
Receta de pincho de merluza

Ingredientes: 1 paquete de lomos de merluza congelada (en el mío venían 4), 8 langostinos (o gambones) congelados, 3 dientes de ajo, pimentón, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.

Preparación: se descogelan los lomos de merluza y los langostinos con tiempo (mejor en la nevera de un día para otro). Se deja calentar el horno a 180/190 grados. En una fuente que aguante el calor se ponen los lomos de merluza con un par de langostinos pinchados con un palillo encima. Se les pone sal, pimienta y un chorreoncillo de aceite y al horno. Deberán permanecer ahí por espacio de 10 minutos. Y como es un poco aburrido quedarnos mirando la pantalla del horno, porque como no tiene mando a distancia, no puedes hacer zapping y ponen siempre lo mismo, aprovechamos el tiempo. Pelamos los ajos y los cortamos en rodajas. Los freímos en una sartén con aceite de oliva virgen extra, con el fuego no muy fuerte. Cuando estén doraditos y guapos, retiramos la sartén del fuego y añadimos el pimentón (una cucharadita o algo más si somos adictos como es mi caso). Yo suelo mezclar pimentón dulce y pimentón picante. Cuando esté el pescado, sacamos la fuente del horno y con una cuchara vamos echando el aceitillo con el pimentón y los ajos por encima de los lomos con langostinos. Es de contarlo y se me está haciendo la boca agua. Sencillo y muy rico.
.
.


Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails