29 de diciembre de 2008

SOLOMILLO AL HORNO ALIANZA DE CIVILIZACIONES

Solomillo al horno
Receta de solomillo al horno

A mí las civilizaciones me caen mal. Oyes eso de “hola, venimos a civilizaros” y te dices, uy, cuánto muerto va a haber por aquí. No, mire, a mí déjeme que yo estoy muy a gusto, de mono desnudo, triscando por estos campos de la historia sin dios, ni patria, ni rey. Pero no, las civilizaciones son muy empecinadas en eso de tu bienestar y te cascan un dios, una patria y un rey (o un califa) aunque tengan que matarte para hacerte feliz. Y no vale que tú arguyas, deje, deje, si aquí vivimos muy bien. Nos despertamos por la mañana, hacemos el amor, comemos lo que nos da la naturaleza, un paseíto por la playa, comemos, siesta, hacemos el amor, por la tarde un librito o una peli y luego cenamos, un polvete y a dormir. No hombre, no, te contestan, qué primitivo, qué horror de vida, hay que civilizarse, dicen. Y van y te civilizan. Y duele un poco pero, afortunadamente cuando te das cuenta, estás haciendo la mili.

Definitivamente no me caen bien. Pero a las alianzas vamos a darles una oportunidad, aunque sea gastronómica. Pasas y dátiles morunos, solomillo de cerdo hispano de los de bandejita del súper, mostaza francesa y abundante miel de abeja (las únicas sensatas en este lío) van a conformar nuestra sabrosa coalición carnívoro-festiva para que lo que tenga que llegar nos pille con fuerzas. Que ves el año por venir y, por mal que estés, piensas: ay, señor, que me quede como estaba.

Ingredientes: 1 solomillo de cerdo de los que vienen ya en una bandejita del súper (o un par de ellos, que ya puestos...) 1 bote de mostaza antigua ( la que tiene como semillitas), miel, dátiles, pasas, aceite de oliva virgen extra, pimienta y sal.

Preparación: limpiamos el solomillo de algún pellejo sobrante, le ponemos sal y pimienta y lo untamos generosamente con la mostaza. Lo ponemos un recipiente que aguante el calor y con un hilillo de aceite por encima lo metemos en el horno precalentado a 200 grados. Lo tenemos allí 20 minutos. Lo sacamos con cuidado, le ponemos por encima abundante miel (si es espesota y rica, mejor), y volvemos a meterlo en el horno, en donde estará otros quince minutos. Cinco minutos antes del final le ponemos por encima unos cuantos dátiles y un buen puñado de pasas. Ya sólo queda filetearlo y ponerlo bonito. Una ramita de romero de adorno y a servir.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails