9 de febrero de 2009

SALCHICHORRADAS (salchichas con puré)

salchichas con puré
Receta de salchichas con puré de patatas y tomate

Pocas cosas más inquietantes que abrir la nevera y allí, emergiendo de la desolación que el fin de semana ha dejado en nuestras provisiones, entrever una salchicha desnuda, apenas cubierta con el transparente velo de su envoltorio. No es gran cosa, no. Muy desesperado (o desesperada) tienes que estar para que esa cosa fálica y medio cruda te resulte medianamente atractiva. Hombre, peor sería abrir la nevera y encontrarte a Rajoy desnudo hablándote de la crisis, pero lo de la salchicha tampoco está mal. Y ahora voy yo y digo, ¿con que esas tenemos, hambriento de poca fe? Qué equivocación. Es precisamente en estos momentos de tribulación cuando la cocina impostora desvela toda su grandeza. Abre la despensa y saca ese paquetillo a medio usar de puré de patatas y esa lata polvorienta de tomate entero al natural que tenías olvidados por ahí y verás que todo tiene solución. Hasta lo de sacar al Rajoy desnudo encerrado en tu nevera: llama a Esperanza Aguirre que está deseando echarlo.

Ingredientes: 1 paquete de salchichas (mejor grandecitas, tipo Jumbo de Oscar Mayer), 1 lata de tomate entero al natural, 1 sobre de puré de patatas, 1 lata pequeña de cebolla frita (o media cebolla natural) leche, queso rallado, vinagre de Módena, aceite, sal.

Preparación: en una sartén con un poco de aceite echamos el contenido de la lata de cebolla y la dejamos que se nos acabe de sofreír (si es cebolla natural, cuando esté doradita). Añadimos el contenido de la lata de tomate entero y le ponemos sal, un poco de azúcar e, importante detalle, un chorreoncillo de vinagre de Módena que le va a dar un sabor muy especial y es la gracia de esta receta. Removemos bien y mientras se va haciendo vamos partiendo los pedazos de tomate con un tenedor. La idea es que se nos quede un tomate frito bastante entero, en el que se distingan un poco los pedazos de tomate. Nos peleamos con él hasta que quede compacto e hilado. Hacemos el puré siguiendo astutamente las instrucciones del paquete y freímos la salchicha troceada con un poco de aceite. Sólo nos queda montar el plato. Una montañita de puré de patatas, tomate frito por encima, un poco de queso rallado y los trozos de salchicha rematando la faena. Unas hojas de rúcula (si tienes, si no orégano o algo así) un poco más de queso rallado y un hilo de aceite no van a venirle nada mal.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails