14 de abril de 2009

HUEVO CON FOIE


Huevo con foie

Receta de huevo con foie

No tengo ni idea de si fue antes el huevo o la gallina, lo que tengo claro es que cuando el huevo apareció, el pan estaba allí esperándole. Ven p´acá, yema, que te unto, debió decirle sicalíptico (el pan puede ser muy ordinario cuando se pone). La cosa es que huevo y pan son una pareja entrañable y apetitosa, pero tienen un problemilla de imagen. Por ejemplo, te llega un ligue a casa de forma imprevista (imprevista e improbable, porque estas cosas sólo pasan en las películas, y cada vez menos) y si además de que te pilla con la ropa para planchar en el salón y la ropa interior tendida alegremente en el baño, todo lo que tienes para ofrecerle es una rebanada de pan y un huevo, y va y se queda y te quiere mucho, desengáñate, no es un ligue. Es tu mujer o tu esposo y lleváis veinte años casados. Pues bueno, pues vale, ¿y qué si es así? ¿No tenéis por ello derecho a cenar como dios manda? Si además del pan y el huevo tenéis un poco de vino dulce y algo de foie, sin duda alguna. Un huevo con foie rico de restaurante. Y con lo que os ahorráis no cenando fuera, podéis contratar a una asistenta. Que ya os vale.

Ingredientes: 1 huevo, 1 rebanada de pan de molde ( en mi caso Bimbo integral 8 cereales), vino Pedro Ximénez , 1 medallón de mousse de pato Aoste (o foie-gras del que tengas), aceite y sal.

Preparación: en una sartén caliente ponemos un chorreón generoso de Pedro Ximénez. Dejamos que se evapore el alcohol y cuando empiece a coger una apariencia menos líquida, ponemos en la sartén nuestra rebanada de pan, sin ningún miramiento. Que empape por un lado y, rápidamente (mientras sea manejable, que si la dejamos mucho se nos ablanda) le damos la vuelta y que empape por el otro lado. La sacamos con una espumadera y la ponemos en el plato en el que vayamos a presentar. Dejamos los restillos de vino en la sartén, añadimos un poco de aceite y una dosis al gusto del foie-gras o similar. Removemos bien y cuando esté caliente, ponemos allí el huevo. Lo tapamos y lo dejamos hasta que esté hecho. Lo ponemos encima del pan, con un poco de sal (y si quieres, algo de perejil) y nos queda un plato de mucho lucimiento.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails