30 de junio de 2009

CALLOS CON GARBANZOS AL ARREBATO

callos con garbanzos
Callos con garbanzos

Todos los años la misma historia. Estoy yo tan tranquilo con mi dieta de tortuga a base de lechuga, cuando una mañana (normalmente de un día de un calor imposible) alguna neurona se funde en mi interior, se me desparrama la voluntad como cuentas de un collar roto y a tomar por saco. El gordo malévolo que encerraba con siete llaves en mi interior me hondureña un golpe de estado y toma el poder. Rebusca ansioso por los cajones despreciando verduras y yogures, pechuguitas de pollo o aliños inofensivos hasta dar con lo que quiere: un bote de garbanzos y una lata de callos. No, no... grita el asténico y formal dietista flaco que aún intenta mantener la cordura, pero mi gordo interior le tapa la boca con un puñado de aceitosas y saladas (y exquisitas) patatas fritas y se abalanza sobre los fogones. Tiembla cintura, sollozad trabajados abdominales, arrepiéntete contenida papada. Hoy callos con garbanzos. El gordo ha vuelto. Y tiene hambre.
.
Ingredientes: 1 bote de cristal de garbanzos, 1 lata de callos,1 paquete de taquitos de jamón, 6 rodajitas de chorizo, 1 lata de cebolla frita (o una cebolla pequeña picada), 2 dientes de ajo, 2 guindillas pequeñas (cayena) o pimentón picante si quieres que piquen poco, aceite de oliva y sal
Preparación: pues vamos allá con nuestro contundente y tradicional guisote. En un perol, ponemos un poco de aceite, los ajos picaditos y las dos guindillas pequeñas. Cuando se doren añadimos el contenido de nuestra lata de cebolla frita, un puñado de taquitos de jamón, unas rodajitas de chorizo (cortadas finas para que se hagan antes) y el contenido de nuestro bote de garbanzos. Le damos una vuelta, ponemos un poco de sal (y una cucharadita de pimentón picante si no le hemos puesto antes guindilla) y añadimos tres dedos de agua (o caldo si tenemos por ahí un brick). Poca cosa que no queremos que quede demasiado caldoso. Lo dejamos hirviendo a fuego medio 10 minutos y añadimos el contenido de la lata de callos. Cinco minutos más a fuego muy suave, y agitando la olla de vez en cuando para que se hile bien la salsa, y listo. Iba a decir que una receta de casquería fina, pero la verdad es que hablando de callos y garbanzos, la palabra “fina” quizás no sea la más adecuada.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails