15 de julio de 2009

BERBERECHOS LÓPEZ


Empieza uno a estar un poco harto de tanta discriminación. Vas a comer por ahí y sólo te encuentras canelones Rossini, solomillos Wellington, burguer King y cosas así. Todo recetas dedicadas a reyes, músicos, soldados o gente famosa en general. Pero ¿qué pasa si te llamas, digamos, López? Nada. Vacío absoluto y clasista discriminación. A menos que seas López de algo. De Vega, por ejemplo y te ponen una calle (pequeña, y como además hay mucho desprecio por la cultura, le quitaron la “z” los muy roñicas) o López de Hoyos y te ponen otra calle (esta grande, que en Madrid lo de los hoyos gusta mucho). Pero en los restaurantes ni caso. Así pues he decidido a poner fin a este anacronismo y cambiar la historia a berberechazos. Dadme una lata de apoyo y moveré el mundo, ese es mi lema. Esta receta de berberechos va a dar mucho juego a los López del mundo entero. Van a entrar por derecho propio en la historia de la gastronomía. Por ejemplo, nadie va a olvidarse a partir de ahora de vuestro apellido. Dirán “hombre, el Sr. López, como los berberechos”. Y eso reconforta. Da entereza y confianza en el género humano. Claro que también puede pasar (que va y pasa) que digas tu apellido y, pese a la ya famosa receta, vayan y te suelten: “anda, berberecho, como el lendakari”. No es fácil ser un López.

Ingredientes: 1 lata de berberechos (que no sean de los muy pequeños, si hay presupuesto para grandes, mejor. Los míos eran marca Frinsa que salen muy bien), 1 sobre de puré de patatas, 1 paquete de lechuga (uno de esos que vienen varios tipos mezclados que le da color), aceite, vinagre, leche, pimienta y sal.

Preparación: en un cazo ponemos a calentar medio vaso de agua, medio vaso de leche un poco de sal y el caldo de nuestra lata (si a alguien le gusta, también puede echarse una bolita de mantequilla,). Cuando veamos que va a hervir, añadimos los berberechos (reservando cuatro o cinco que estén guapos para adornar luego) y puré de patatas hasta que la mezcla espese y se quede a nuestro gusto (mejor vaporosa que mazacote, por favor). Servimos el puré en un plato y lo adornamos con un poco de la mezcla de lechugas (o de brotes tiernos, o de nuestro hierbajo favorito) que habremos aliñado antes mezclándola bien en un bol. Rematamos la faena espolvoreando un poco de pimienta molida, adornando con cuatro o cinco berberechos y un hilillo de aceite de oliva virgen extra. Un entrante rico, fácil y de lo más aparente.

45 comentarios:

FALSARIUS CHEF dijo...

Perdonad que se me había olvidado habilitar los comentarios. Ahora sí.

Anónimo dijo...

En la lista de ingredientes se te ha olvidado mencionar la lechecilla. Quizás el agua sería excesivo ponerla en la lista, porque siempre se puede abrir el grifo y ya está. Pero como no tengas leche en la nevera te tienes que quitar el pijama y las zapatillas y vestirte decorosamente para bajar al súper a por un cartoncillo.

Lobito bueno dijo...

¿Puré de paratas con berberechos? Te has superado, Fasarius, pero creo que esto no lo probaré, con el puré lo más marino que he mezclado ha sido atún, y bueno... Aún así, una duda, ¿sería en caliente o dejando enfriar el puré?
Saludos y feliz verano, me voy unos días y creo que no hay wifi. Bueno, y aunque lo haya, no pienso llevarme el portátil, que quien evita la ocasión, evita el peligro.

Protactínio dijo...

Preguntillas:

(1) ¿Cuándo lo enmoldas? (Porque la foto está hecha sobre una porción sacada de un molde, ¿no?)

(2) ¿Caliente, templado o frío? Supongo (por los canónigos o lechuga) que frío, pero no lo sé.

Francisco Pozo LOPEZ dijo...

Gracias por acordarte de tan ilustre apellido.

Por cierto, es el mejor blog que he leido en mucho tiempo, sigue así.

Anónimo dijo...

No me hago a la idea del puré de patata con sabor a caldillo de berberechos; me has sorprendido absolutamente. Prometo que lo probaré para valorarlo con conocimiento de causa.

Mucha suerte y más besos!.

Jaime

Testigo-gráfico dijo...

Ante todo decir que no soy cocinero y siempre he sido rehacio a ponerme en la cocina... entre ella y yo, parece que no hay simpatía.
Hoy me he atrevido con esta receta y el resultado me ha parecido increible, una receta fenomenal.
Pasará a formar parte, junto con el guiso Obama y los pinchos de resaca, de algo a tener siempre presente.
Gracias por estas maravillosas aportaciones a los que no tenemos idea de cocina... nos ha hecho conocer un mundo nuevo.

gala dijo...

Muy rico, Falsarius! Me gusta y pienso probarlo aunque no soy López sino García! Me pido ser un ejemplar berberechil de adorno, más que nada porque siempre he sido un poco cobardica y me da miedo el puré que es muy absorbente! Bueno, yo me presento al casting y lo que me toque. Hala, ya me contarás. Y si no es molestia, también te contaré yo el resultado.

manolo rubiales dijo...

Qué sí, hombre, qué sí..., que ya está bien de platos con ´nombres amoñados, estos berberechos bien merecen un lugar destacado en cualquier bar de tapas que se precie de autóctono y racial...,mi madre inventó el pollo a la Dolores, en honor a su propio nombre, que es como tienen que hacerse las cosas, con amor propio y horgullo de llamarse López, Rodriguez o Requejo... Por cierto, digo yo que se aceptan variaciones con mejillones, langostinillos o chilenas.. ¿no?

Margot dijo...

Sin saberlo se lo has dedicado a mis hijos por parte paterna. ajajajaajja.
Genial tu, el caldillo ese no se,no se...
Besos
Margot

Sheena dijo...

Don Falsarius, me gustaría saber si su participación en El Pais veraniego será igual de intensa que el año pasado o estos berberechos son de aportación única...
besos!!

FALSARIUS CHEF dijo...

Tienes toda la razón, Anónimo, corro a subsanar el defecto. No quiero que por mi culpa las calles se llenen de gente corriendo en pijama por ahí en busca de ingredientes olvidados. Aunque igual molaba...

FALSARIUS CHEF dijo...

Lobito, que pases felices vacaciones. El puré como uno prefiera de temperatura. A mi me gusta templadillo, contrastando con el frescor de los hierbajos y de los berberechos que hemos reservado.

FALSARIUS CHEF dijo...

Protactinio, hay van las respuestillas:

- Lo del molde no es imprescindible (igual queda hasta mejor sin él: cucharón de puré, hierbajos y berberechos por encima y a correr) La cosa es que yo me había comprado un aro de emplatar y durante unos días emplataba con molde hasta el café con leche.

- La temperatura al gusto. A mi me gusta templadillo para que luego contraste con el frescor del forraje. Además el puré queda más rico.

FALSARIUS CHEF dijo...

Francisco Pozo LOPEZ, la memoria histórica exigía reparar ese agravio. Hecho queda. En cuanto a tu ponderada e inteligente opinión sobre mi blog, muchas gracias.

FALSARIUS CHEF dijo...

Amigo Jaime, hay que arriesgar un poco. A mí me divierte. De todas formas las patatas y el pescado siempre se han llevado bien. Otro beso para ti.

FALSARIUS CHEF dijo...

Testigo-gráfico, duro con la cocina, que el roce hace el cariño y seguro que acabáis consumando una gozosa coyunda. Un saludo.

FALSARIUS CHEF dijo...

Gala, serías un berberecho de lujo, seguro. Espero tus noticias.

FALSARIUS CHEF dijo...

Efectivamente, don Manolo, el puré es muy agradecido y lo aguanta casi todo. Es cuestión de buscarle el punto. Por cierto, a ver si nos da razón un día de ese pollo a la Dolores.

FALSARIUS CHEF dijo...

Margot, sin miedo, el caldillo de los berberechos es una delicia (solo con un poco de vinagre es un vicio) y el sabor que le da al puré tiene su encanto. Un saludo a los Lópezhijos.

FALSARIUS CHEF dijo...

Efectivamente, Sheena, cada tres días, aparecerá una receta nueva. La próxima mañana martes. Besos también para ti.

Anónimo dijo...

Hola, perdone que me haya metido en su cocina, pero que sepa que me he lavado las manos después de hacer... pues... (ahora no me acuerdo). He leído muy bien su receta, y que sepa, que lo de López también me resulta muy, muy familiar, lo del plato, pues supongo que hay que comer de todo.
A ver si aprendo algo de cocina que se me da fatal... le seguiré leyendo.

Besos

Felicitas dijo...

OYe, pues, he de reconocer que no se me habría ocurrido nunca... Debes tener un cerebro privilegiado jijijiji
Berberechos con puré.... ay, la leche, pues a lo mejor me gusta y todo, mira.
Gracias por ser tan original.
Tu mujer seguro que tiene un estomago a prueba de bomba, no?
Jajajajajajaja, es broma, que yo soy una negada para la cocina, majo.
Un besito.
;O)

Monelle/Carmen dijo...

Magnífico, me muero por hacerlo. Me ha parecido una receta excelente y original. Te felicito.
Carmen

Anónimo dijo...

Juraría que hago un puré de patata con trufa negra y zamburiñas a la plancha, copyright papá Arzak.

¿Intertextualizando, Falsarius?

En fin, no sé qué utilidad le daré al blog, risas aparte.

El descubrimiento en el denuesto de la ensalada del País de hoy, se lo he enviado a todas mis amigas a dieta.

Delirante.

ILILIP dijo...

...Solo tengo patatas de verdad... ¿Saldrá bien?... presiento que el tuyo es de copos en bolsa... no?...

...Otro problema... abierta la lata... ¡¡¡Todos son guapos!!!... ¿Me saldrá bién la masilla si no hay ninguno feo?... ¿Cambiará el sabor?...

...¡¡¡Que nervios mon dieee!!!... que complicado es esto de la cocina... no?...

gala dijo...

Hala, Falsarius, pues ya lo he probado y me ha quedado guapo, guapoooo! Eso sí, en vez de lechuga le he puesto canónigos porque soy yo mu observadora y estuve un buen rato mirando la foto. Sólo tuve una duda, que no me aclaro: Por más que pienso no sé en qué se diferencian los canónigos esos de los berros, si no es porque estos tienen muchas errrres y son muy buenos para el catarrrro! Abrazos, estaba muy rico y seguiré probando!

María dijo...

Hummm, una buena combinación. En casa es famoso el brazo gitano frío, que no es otra cosa que puré de patatas relleno con bonito en aceite y salsa de tomate. Mi madre lo adorna con aceitunas, alcaparras y una pizca de mayonesa. No veas lo bueno que está frío, frío después de una mañana en la playa.
Saludos

manel dijo...

No hay que olvidar que LO PEZ está cercano a los berberechos, son primos de mar.

loqueven dijo...

Ayer hice éste puré y fué todo un exito!
Me hice un par de moldes con papel de aluminio, enrollandolo alrededor de un vaso y quedó fenomal.
(quise hacerle un foto antes de devorarlo, pero las ansias me pudieron)
¡Muy rico y muy facil!

FALSARIUS CHEF dijo...

Mariola, bienvenida a esta cocina. Aquí a cocinar no sé si aprenderás, pero de trampear sabemos un rato.

FALSARIUS CHEF dijo...

Gracias, Felicitas. La verdad es que no es que tenga mucha imaginación, es que tengo siempre la nevera vacia y tengo que apañarme con las cuatro cosillas que quedan por ahí. Y a veces suena la flauta.

FALSARIUS CHEF dijo...

Gracias, Carmen. La verdad es que es una forma muy aparente de disimular que todos lo que tenías en casa era un poco de puré y una latilla de berberechos.

FALSARIUS CHEF dijo...

Enma, coincidí hace años en Hong Gai con con el genial cocinero vasco. Él investigaba la cocina vietnamita y yo estaba en viaje "diplomático" como cocinero de fortuna. Bebíamos Halida muy fría una noche refugiados del monzón y cuando le comenté mi receta de puré con berberechos me dijo "me gusta, algún día haré mi versión pero con trufa". Ahora veo por tus palabras que finalmente la hizo. Gran tipo Juan Mari.

FALSARIUS CHEF dijo...

Tranquila, Ililip, las patatas de verdad y los berberechos guapos hacen muy buena pareja. Tanto que más que "López" deberías llamarlos Pitt-Jolie.

FALSARIUS CHEF dijo...

Bueno, Gala. Los canónigos (además de eclesiásticos muy formales) son Valerianella locusta y los berros, Nasturtium officinale. Moraleja, le pongas lo verde que le pongas, le estás poniendo latinajos

FALSARIUS CHEF dijo...

Yo también recuerdo esa receta, María, de haberla comido hace años gorroneando en casa de algún pariente. Está buenísima. Gracias por recordármela.

FALSARIUS CHEF dijo...

No te falta razón, Manel. No lo había visto así.

FALSARIUS CHEF dijo...

Loqueven, cómo me alegro. El saber que a los demás también os gustan estos inventos me consuela mucho. Genial lo de los moldes improvisados. Pura cocina impostora.

ILILIP dijo...

...¿Tomas aperitivo antes de estos manjares?...
...Yo suelo tomar el ''caldo'' de los berberechos... de los espárragos... ¡¡¡Siempre me gustaron los ''caldos''!!!... Resulta una forma de ''consumir'' barata...

Chiara dijo...

Me apetece mucho probar la receta, pero me acuerdo de la arena que suelen llevar las latas crujiendo entre los dientes y... ¿podrías recomendar alguna marca de berberechos sin arenilla?

tsort dijo...

SR.FALSARIUS,
ES USTED UN ARTISTA TOTAL, ME GUSTA COMO COCINA, COMO HABLA, COMO ESCRIBE, ¿Y EL ASPECTO DE LOS PLATOS? ¿DE QUIEN ES LA PUESTA EN ESCENA?

FALSARIUS CHEF dijo...

Ililip, el caldillo de los berberechos, con un poquito de vinagre, es de por sí un manjarcillo. Sin duda.

FALSARIUS CHEF dijo...

Chiara, últimamente me están dando muy buen resultado los berberechos de la marca Frinsa. Espero que los encuentres.

FALSARIUS CHEF dijo...

Tsort, miserias de la cocina impostora, nunca tienes un fotógrafo a mano cuando lo necesitas, así que las fotos las hago yo mismo, nada más hacer el plato. Acabo comiéndomelo todo frío. Qué vida más dura.

Related Posts with Thumbnails