1 de septiembre de 2009

PASTEL DE TOCINO DE CIELO (tortas antitabaco)


Pastel de tocino de cielo

Pastel de tocino de cielo

Dicen que fumar es malo. Y posiblemente sea verdad. Aunque también dicen que es verdad que el Hombre fue a la luna y cosas raras de esas, así que vaya usted a saber. La cosa es que los fumadores por lo menos, en estos tiempos de incertidumbre, saben de lo que van a morir (o lo que los va a matar), que no es poca cosa. Yo tengo un método muy eficaz para no fumar. Es comer. Tú te pasas el día comiendo sin parar y no echas de menos el cigarrito. No faltarán pesimistas patológicos, de esos que ven siempre la botella medio vacía (aunque se la hayan bebido ellos y de gorra), que dirán que puede tener efectos perniciosos, como reventar y cosas así. Pero si nos ponemos en ese plan, acabas no creyéndote ni que la crisis vaya a acabar el año que viene, y eso es derrotismo. Y puestos a combatir el nefando vicio del tabaco comiendo, nada mejor que un postrecito. Oye, ya que es por la salud, casi un tratamiento medicinal, una urgencia médica, que esté rico. Como estas tortas. ¿Qué que hago yo en pleno verano pensando en postres malévolos en vez de en ensaladas gráciles e ingrávidas ellas como pompas de jabón (y aproximadamente igual de apetitosas)? Pues no sé. Yo creo que estoy mal hecho y que a mí en la fábrica, en vez de ABS o algo así molón, me pusieron hambre acondicionada de serie. Un error muy gordo.

Ingredientes: 1 paquete de tocinillos de cielo Royal, 1 paquete de tortas de Alcázar o similar, 1 bote de cristal pequeño de leche evaporada Ideal, mermelada de fresas la Vieja Fábrica.
.
Preparación: Ponemos un plato llano con papel de aluminio por encima, un plato hondo con la leche evaporada Ideal y los dejamos preparados. En un cazo ponemos el contenido del postre Royal y 300 cl. de agua. Removemos para que se deshaga bien y lo calentamos a fuego suave y dando vueltas hasta que hierva. Lo dejamos un minuto y listo. Mojamos una torta de Alcázar en la leche evaporada, la ponemos en el plato llano sobre el Albal (al que daremos un poco de forma de molde) y le ponemos tocinillo por encima. Otra torta y más tocinillo, y rematamos con una tercera, cubriendo con más postre líquido. Plegamos un poco el Albal sobre los laterales de las tortas para compactar el tocinillo que haya escurrido, y a la nevera a enfriar. Antes de servir, podemos cubrir la parte superior con mermelada de fresa fresquita.
.
.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails