23 de noviembre de 2009

ACELGAS MANÍACO DEPRESIVAS (con patatas y sardinas)

acelgas con patatas y sardinas
Receta de acelgas con patatas y sardinas

Qué lástima me doy. Pero después del gozoso exceso de los Borrachitos del Sur, la cuaresma gastronómica ha invadido mi cocina. “Sustine et abstine” (soporta y abstente) que decían los romanos (los antiguos, no los de Berlusconi, claro). Heme pues aquí enfrentado a unas tristes acelgas que me miran mohínas y taciturnas, como no podía ser menos. Nacer acelga es lo que tiene. No hay que tener dotes de adivino para saber que siendo acelga nunca vas a ser el alma de las fiestas, no van a darte la mejor mesa en los restaurantes, ni dejarte entrar sin esperas en las discotecas de moda. Por no dejarte entrar, no lo harán tampoco en ese selecto y molón grupo de los alimentos prohibidos, de los guapos, de los que engordan y colesterolizan. De esos por los que todo el mundo pierde la cabeza y que los médicos te prohíben con sonrisilla entre suficiente y cabronzuela en cuanto asomas la jeta por su consulta. No, siendo acelga ni eso. Ser acelga es un asco, sobre todo descubriendo, al releer lo escrito, que mi vida y la suya se parecen tanto.

Ingredientes: 1 bote de cristal de acelgas, 1 bote de patatas cocidas, 1 lata de lomos de sardinas CUCA, 2 dientes de ajo, aceite de oliva, vinagre de módena, sal.
.
Preparación: para que las acelgas estén ricas (dentro de sus modestas e hipocalóricas posibilidades) va a ser importante el tratamiento previo. En una cazuela con agua (no mucha) y un poco de sal ponemos cuatro o cinco patatas de bote a hervir durante un par de minutos para que se “desboticen” y cojan un sabor más natural, como hacemos habitualmente. Pero esta vez, casi al final, vamos a añadir el contenido del bote de acelgas bien escurrido de su líquido, para que experimenten el mismo y beneficioso efecto “desbotizador”. Las acelgas poco tiempo, un hervor bastará. Escurrimos todo bien y reservamos. En una sartén amplia ponemos un poco de aceite. Cuando esté caliente, añadimos los dos dientes de ajo picado. Cuando veamos que empiezan a dorarse, añadimos las patatas y las acelgas que teníamos reservadas y las salteamos con el ajo, añadiendo un poco de sal. Las ponemos en un plato regadas con un hilillo de aceite rico y le ponemos por encima un par de lomos de sardinas (que están estupendos, por cierto) que podemos haber hecho un segundo a la plancha vuelta y vuelta con un pelín de sal gruesa. Unas gotas de vinagre de Módena acabarán de redondear la faena y le darán un toquecillo de lo más apetecible. Oye, luego te lo comes y la depresión no era para tanto.


37 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre, es que de esa guisa las acelgas no pueden estar malas en la vida. Hasta si quitas las acelgas de la ecuación, te sale un plato bien aseado que puedes acompañar con una cerveza con gaseosa (por aquello de los excesos y demás parafernalia) y de postre un yogur natural con azúcar (para que valga algo).

En mi caso, complementaría a este menú con un bocata de pernil y queso y luego un corte de helado. Pero claro, ya se sabe que en estos tiempos que corren de "operación bikini perpetua", la gente prefiere apurar más aunque sea con estilazo como el que nos ofreces cada vez que publicas algo.

Aderezade dijo...

¡Qué crueldad, amigo Falsa! Pasar de los borrachitos a las acelgas es peor que el despertador un lunes por la mañana... Nos tienes en un sinvivir a tus seguidores, cuando ya nos habías convencido para caer en la tentación de tus delicias, nos sacas los colores dietiles con esta sana recetilla, buaaaaa...

Dama Tenebrosa dijo...

Casi casi casi de dieta!!!!!
Con esa introducción, te entra da un subidón el instinto maternal y te dan ganas de llevarte las pobres acelgas a casa y adoptarlas...

Curra dijo...

Se me empieza a pasar la depre. Acabo de hacerlas y oy... que se nota juer.
jajajaja, jajajja, jajajaj

juan jose dijo...

fantastico Falsarius, como se nota que vives en el sur. Si queremos flagelarnos más aún con las acelgas, usamos la misma receta ( con o sin patata) solo que freimos una punta de pimenton de la vera con el ajo antes de saltearlas y helas aqui, para comer viudas, acompañando cualquier lata o recorte de la nevera o como guarnición suprema de un huevo frito.

Ligeras, sabrosas y si damos con el toque justo de vinagre de jerez puede ser un plato de los de llorar de emoción.

julycar dijo...

pues a mi esta me va de perlas, pero yo sin patatas...copiada queda...gracias por la receta...saludos

gala dijo...

Ves? Ya me has engañado! Yo no soy mucho de acelgas, en todo caso de espinacas, pero leyendo leyendo, mirando mirando la foto, primero lo de encima me pareció una gamba, luego una sardina contorsionista... y así a lo tonto me di cuenta de que se me estaba haciendo la boca aguaaa! Hala, pues me pongo mañana y lo hago! Aguantaré hasta entonces? Slurp!

Titajú dijo...

No, por Dios. ¡Acelgas no!

Merche dijo...

Ay las acelgas, musas de las dietas hipocalóricas... tengo que hacerme con un par de latas de sardinas de esas para desenterrar los botes de acelgas de mi despensa... y oye, este plato me resulta muy propio para un domingo post-sábado de excesos y locuras nocturnas, no te parece? ligerito, para no darle más caña al estómago...

Lobito bueno dijo...

Creo que también yo soy un poco 'acelga', debo ser de las pocas personas de este mundo a quien le gustan... Te recomiendo, si no las has probado, las pencas de acelga (las de 'gvtarra' son magníficas), que dan mucho más juego que las estereotipadas 'tristes acelgas con cara de acelga': por ejemplo, rellenas de jamón, o de salmón ahumado y después rebozadas, solas o con una salsa de tomate o de pimientos del piquillo. O tal cual salen del bote, guisadas con gambas en una salsita tipo salsa verde, de cebolla, ajo y perejil y una puntita de harina. Mmmmmh, voy a ir corriendo a por un bote de pencas y este finde... a impostar se ha dicho.
PD: ayer hice para cenar los perritos hot dior... y nuevo éxito.

Sin recetas de la abuela. dijo...

Que tu vida y la de una acelga se parecen mucho??????
No creo que una acelga ande tan estresada como tú publicando libros, publicando recetas en su blog.....
Enhorabuena guapo!!!!!

ana dijo...

Esta receta es de las mías. Que sepas que ni me deprimen ni las tengo manía, todo lo contrario, seré la excepción que confirma la regla, pero me encantan las verduras y son mi pan de cada día, no hago ascos a tus suculentas dulzainas, pero son para disfrutar muy de vez en cuando. ¡¡Gracias por este maravilloso plato !!!

Kordo dijo...

Yo es que aún sigo borrachito de la anterior receta y las acelgas no creo que me saquen de mi resaca. A ver si para la próxima ya estoy mejor :-P

Saludos

Anónimo dijo...

Me ha encantado esta receta, tienen un pinta buenísima, las verduras impostoras!Esta la pruebo sin duda, gracias,chef.La tía M.

Anónimo dijo...

Lo he hecho. Casi lloro de alegría cuando mi hija, una campeona de los bollicaos y la nocilla durante toda su vida, se ha dignado a probarlas y me ha dicho: Ahora si que estas aprendiendo, si es que el que la sigue la consigue.

Patricia dijo...

Este post de las acelgas es de lo mejorcito, jejeje... y oye, se ven bien ricas las mozas...

FALSARIUS CHEF dijo...

Swyx, ciertamente no hay verdurilla que no mejore mucho con un bocadillo de jamón al lado. Como dirían mis colegas michelínicos (por las estrellas, no por lo gordo, aunque algunos también...) qué gran maridaje.

FALSARIUS CHEF dijo...

Aderezade, así es la vida. Siempre hay una acelga acechando. No somos nada.

FALSARIUS CHEF dijo...

Dama tenebrosa, ciertamente la acelga es una verdura muy adoptable. Te miran con ojitos de lástima y acabas con la nevera llena de vegetales.

FALSARIUS CHEF dijo...

Curra, te veo con muchas risas. ¿Seguro que la hierba que has tomado eran acelgas?

FALSARIUS CHEF dijo...

Muy bien traido el pimentón, Juan José. A mí me encanta, sólo me falta ponérselo ya también al café con leche.

FALSARIUS CHEF dijo...

Julycar, pues que sea sin patatas. A disfrutar.

FALSARIUS CHEF dijo...

Así me gusta, Gala. Ampliando horizontes gastronómicos. De las espinacas de Popeye a las acelgas de Falsarius. Suena de lo más cosmopolita. Espero que te gusten.

FALSARIUS CHEF dijo...

Titajú, tomo nota de la existencia de un Frente Antiacelguista.

FALSARIUS CHEF dijo...

Efectivamente, Merche. Todo lo que así, en principio, no parece apetecible suele ser bueno para la resaquilla. Es curioso.

FALSARIUS CHEF dijo...

Lobito, efectivamente las Gvtarra, son ricas, sobre todo con la apetecible gama de preparaciones que propones. Una buena excusa para que las navidades nos pillen en forma. Un saludo.

FALSARIUS CHEF dijo...

Gracias, sin receta de la abuela. Tienes parte de razón. Es verdad que hay días que me veo acelga, pero otros me siento un rutilante langostino. Que buena mezcla si un día consiguiera juntar los dos.

FALSARIUS CHEF dijo...

Ana, y por lo que veo no eres la única "verdurofila". No me esperaba yo este éxito de las acelgas. Pero bien que me alegro.

FALSARIUS CHEF dijo...

Bueno, Kordo, pues a cuidarse. Esta vez te la pasamos y no te ponemos falta ni nada.

FALSARIUS CHEF dijo...

Anónimo (la tía M), que me alegro yo mucho de que te hayan gustado. Las verduras impostoras, si les pillas el punto, dan un montón de juego.

FALSARIUS CHEF dijo...

Liola de Gog, el que casi llora de emoción soy yo al leerte. Ver transmutarse a una "nocillera" en "verdurofila" me llena de alegría. Qué buena mano debes tener.

FALSARIUS CHEF dijo...

Gracias, Patricia. La verdad es que viendo la buena acogida de las verduras, es probable que me anime a colgar más recetas de este estilo. Y, eso sí, entre col y col un postre obesizante o un guisote colesterólico y potente. Por compensar.

juan jose dijo...

lo del cafe con leche no lo habia pensado, lo pruebo con pimenton y te digo. Las acelgas/espinacas/tagarninas con pimenton son receta de mi sufridora y de su familia, la llaman acelgas refritas. No ase el motivo del re pero si que dan alegría. ( En este espacio va una profunda reverencia a un maestro de los fogones falseados/autenticos)

Antares dijo...

..Así se le dan gracia a unas acelguitas, sí señor..Lo probaremos..

Laia dijo...

Ya se sabe, y con perdón, el que de joven come perdices... ¡Qué demonios, si también las acelgas están ricas!

Peggy dijo...

A mi que se me da genial abrir latas caigo en su blog .......

mbl dijo...

Cojonuda.

Related Posts with Thumbnails