5 de noviembre de 2009

FRUGALIDAD DE NAVAJAS AL BUCÓLICO PURÉ DE ALBAHACA

navajas con puré de albahaca
Receta de navajas con puré de albahaca

Después de la traumática experiencia de preparar un libro de postres y el esfuerzo físico sobredimensionado y antinatural (aunque muy rico) exigido a mi estómago, adquirí durante un tiempo (no mucho, la verdad) una cierta tendencia hacia platos hipocalóricos y más bien frugales. El resultado fue bueno. Una cierta sensación de levedad, desintoxicación y limpieza interna. Y un hambre de la hostia. Pero bueno, de tal cúmulo de sensaciones surgieron algunas cosas interesantes, como estas navajas camperas que hoy os presento. Parece mentira lo que se puede hacer con unas patatas de bote, unos hierbajos (albahaca en este caso) y una latilla de navajas. Te sigues quedando con hambre, pero en vez de melancólica y como de perrillo abandonado, te quedas con un hambre mucho menos triste. No diré feliz, pero menos triste. Vamos, un hambre de esas inofensivas, que se te pasa enseguida si te comes un bocadillo de jamón. O un buen postre.
.
Ingredientes: 1 bote de cristal de patatas peladas y cocidas, un ramillete de albahaca fresca (suele haber en el súper, sección de frutería y hierbajos varios), 1 lata de navajas (las de la marca Frinsa salen muy bien), 1 limón, sal, pimienta molida, 1 hilillo de aceite de oliva rico.
.
Preparación: por una vez vamos a pasar del puré de sobre y vamos a hacerlo con patatas de bote, que también es muy sencillo. Ponemos un cazo con un poco de agua a calentar, lavamos las patatillas de bote que nos vayamos a comer (para dos míseras navajas, tampoco muchas) y las ponemos a hervir dos minutos para que nos pierdan el sabor a envasado. Las escurrimos bien y las ponemos en un recipiente con el zumo de limón, un puñado generoso de albahaca, un poco de sal, un poco de pimienta y un pelín de aceite. Lo pasamos bien por la batidora y tenemos de repente (cosa de brujas o de druidas, que también eran muy de hierbas, que lo he leido yo en el Astérix ) un puré de lo más llamativo. Sólo queda ponerle un par de navajas por encima y regarlas con un poco de limón y un hilillo de aceite. ¡Hala!, a pasar hambre.
.
.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails