31 de mayo de 2010

1.000 impostores

Pues aunque pueda parecer sorprendente, ya son mil (y pico) los seguidores inscritos que tiene este blog. Mil voluntariosos amantes de la cocina impostora, de sus malas artes gastronómicas y de sus taimados artificios para engañar a los incuatos comensales que se sienten en nuestras mesas. Mola. Y dada la magnitud del evento, y aunque no soy yo muy de este tipo de cosas, que a veces dan una impresión un poco cutrecilla y casposa, he decidido que de alguna forma había que agradecer la atención que se me dispensa. Así que, por una vez y sin que sirva de precedente (que está la vida muy achuchada) voy a repartir al azar (diría "sortear" pero es una palabra que me provoca sarpullidos) cinco libros de cocina impostora entre la gente que ha tenido la amabilidad y la paciencia de hacerse seguidora del blog. En los próximos días haré públicos los nombres (o los nicks) de los agraciados (o damnificados, que el libro de postres tiene un peligro del copón). Gracias a todos y que siga. Estoy convencido de que algún día, todas las cocina estarán llenas de impostores. Oye, o mejor no.


La dádiva o presente en cuestión.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails