19 de mayo de 2010

ARROZ GRIEGO

Arroz griego

Receta de arroz griego

Me da a mí que estamos un poco obsesionados con los idiomas. Especialmente los padres con los que deben aprender sus hijos. Tengo unos amigos muy preocupados porque su hija de seis meses no está yendo a una guardería bilingüe. ¡Pero si la pobre todavía ni habla! ¿Por qué no se esperan a que diga algo, para ver qué idioma trae de serie? Oye, igual hay suerte y les ha tocado una angloparlante. Cuando yo era pequeño lo que se estudiaba era Latín y Griego. No valían para intentar asegurarse un porvenir económico, como el Inglés o el Chino de ahora, pero hay que reconocer que daban un aire interesante. Licenciado en lenguas muertas, decías, y parecías el representante de un grupo punk. A mí las cosas poco prácticas me parecen muy elegantes. Por ejemplo en estos tiempos de crisis, para quedar como un señor, lo que hay que hacer es nacionalizarse griego. Económicamente no te va a ir muy bien, pero quedas a tomar una copa en un sitio molón con Armani, por ejemplo, se lo cuentas y se muere de envidia pensando ¿por qué este pringado es griego y yo no? Oye, y eso gusta. Y hablando de cosas que gustan. A partir de hoy, arroz Brillante va a convertirse en el osado patrocinador de nuestras recetas de arroz. Gracias a su colaboración, al día siguiente de la inclusión de una nueva receta, podréis verla en vídeo aquí en el blog, en plan lujosa superproducción y en rigurosa primicia, como este arroz griego que hoy os presento. Todavía no en 3-D, pero todo se andará. Brillante nos lo pone fácil (qué bien me viene aquí el eslogan). A vosotros las recetas, y a mí currar el doble.

Ingredientes: 2 vasitos de arroz Redondo Brillante, queso fresco, 8 tomates cherri, 1 lata pequeña de aceitunas negras sin hueso, alcaparras, albahaca fresca, aceite de oliva, ajo, sal.

Para la salsa: 1 yogur griego (no azucarado), ½ limón, un par de hojillas de albahaca, aceite y sal.

Preparación: en una sartén con tres cucharadas de aceite ponemos dos dientes de ajo picados a dorar un poco. Cuando empiecen a coger color, añadimos los tomates cherri partidos por la mitad. Les damos una vueltecilla para que cojan también color, y añadimos las aceitunas negras partidas por la mitad (unas diez o por ahí), una cucharada de alcaparras, unas hojillas de albahaca picadas y sal. Le damos otra vuelta y añadimos un puñado de taquitos del queso fresco. Dejamos que se caliente un poco y añadimos el contenido de los vasitos de arroz, previamente descompactado un poco con la mano para que esté suelto, y removemos bien. Estará enseguida. En un minuto. Lo servimos en el plato y lo adornamos con una salsilla hecha con el yogur griego. Para ello, lo volcamos en un plato hondo, le añadimos el zumo de medio limón, el par de hojillas de albahaca hábilmente picadas, un hilo de aceite rico, y removemos bien con un tenedor hasta que se mezcle todo adecuadamente. Un vino de Resina (o don Simón blanco fresquito, si estamos en crisis) para acompañar, y un arroz griego como en el mismo Mykonos

              
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails