5 de julio de 2010

ARROZ BOLOÑESA CON HUEVO "HUEBOLOÑESA"

Arroz boloñesa
Receta de arroz boloñesa

A veces está uno en la cocina y tiene la suerte de que le vengan las musas a ver. La musa gorda, en concreto, que es la de la cocina. Y qué alegría. Cómo trisca retozón el ánimo por los prados de la encimera. Cómo fluye cantarín el arroyo del grifo por el fregadero. Qué cursi se vuelve uno. Bueno, es lo que tiene el lirismo, que te descuidas y acabas hecho un pringado. Pero es que estoy feliz. La musa gorda me ha dado un inspirador culetazo y he visto claro lo que quería comer. Un plato distinto, que iba a tener todo lo rico de los espaguetis boloñesa y todo el morbillo (huevo incluido) de un arroz cubana. Y como la musa estaba dadivosa, me ha dado hasta un nombre: arroz hueboloñesa. Y esto, como decía, es tener suerte. Tú imagínate que en vez de la musa rubicunda y jolgoriosa de la cocina, se me aparece una de las musas asténicas, la de la Poesía, por ejemplo, que da lastimilla verla de lo delgada que está, y ya tenemos el lío. Vale, igual te sale un soneto muy sentido, muy conmovedor y todo lo que tú quieras. Pero digo yo ¿dónde le pones el huevo a un soneto?
.
Ingredientes: 2 vasitos de arroz Redondo Brillante, 1 bote de salsa boloñesa (el mío de 260 gr.), 1 bote de tomate natural triturado (tumaca), dos dientes de ajo, 1 huevo, 1 vasito de vino blanco, 1 sobre de queso rallado, orégano, sal, y aceite de oliva.
.
Preparación: en una sartén con un poco de aceite, ponemos a freír dos dientes de ajo picados, cuando empiecen a coger color añadimos tres cucharadas del tomate triturado y dejamos que se haga un par de minutos, añadiéndole un poco de sal y un poco de orégano. Agregamos el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol. Es el momento de añadir nuestra salsa boloñesa y remover bien. Cuando esté caliente añadimos el arroz, volvemos a mezclar bien, y lo dejamos haciéndose un par de minutos. Lo servimos en un plato, con un poco de orégano por encima, espolvoreado con queso rallado y acompañado de un glorioso huevo frito. Se te saltan las lágrimas.
.Truquillo: en todas las neveras suele haber un pedazo de queso rico que se nos ha puesto un poco duro y nos da pereza comérnoslo. Si lo rallas, no sólo lo aprovechas, si no que además, suele estar mucho más rico que el de sobre. Dónde va a parar.

aquí en vídeo
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails