6 de octubre de 2010

ARROZ CON VERDURAS REVOLUCIONARIAS

Arroz con verduras
A las barricadas. Eso gritaban hoy las verduras de mi nevera que se han levantado guerreras. Hartas de ser el patito feo, el pringadillo de la clase con el que todo el mundo se mete, el alfeñique al que los chuletones cachas, las hamburguesas animadoras y las merluzas pijas desprecian, han decidido liarla. Han cogido unos vasitos de arroz, han tomado el Palacio de Invierno de las salsas, donde guardo mi preciado pesto rojo, y han saqueado mi reserva de sobrasada. Así pertrechadas, se han arrojado a la sartén y se han montado una receta de arroz con verduras de mil pares de narices. Las verduras es lo que tienen. Las ves siempre calladitas en su cajón, pero en el fondo tienen una gran vida interior. Uno ve un rábano y nunca lo pensaría, pero es así. Y de tanto pensar, que nunca es bueno, un día se acaban hartando y te la montan. Una revolución o un arroz con verduras buenísimo. Y estaban encantadas con su protagonismo, heroicas y pintureras. Al comérmelas he comprendido porqué las revoluciones acaban siempre tan mal. Cuanto más rica la revolución, más hambre tiene el gordo que vigila.

Ingredientes: 2 vasitos de arroz Redondo Brillante, 1 paquete de verduras variadas para sofrito (400 gr.) ya cortadas y preparadas, que podéis encontrar en la sección refrigerados del súper, 1 diente de ajo, 1 bote de pesto rojo, sobrasada, aceite de oliva virgen extra, sal y orégano.

Preparación: en una sartén amplia ponemos aceite y el diente de ajo picado a dorar. Añadimos la verdura troceada (como medio paquete) y dejamos que se vaya haciendo, Cuando coja color y estén a nuestro gusto, añadimos la sobrasada cortada en taquitos (sin pasarnos, 4 ó 5 taquitos bastarán), removemos bien para que se mezcle y añadimos el contenido de los vasitos de arroz. Mezclamos, dejamos hacer un par de minutos, y rematamos con una cucharadita de nuestro rico pesto rojo. Removemos adecuadamente, servimos nuestro arroz con verduras adornado con orégano espolvoreado y a devorar.

21 comentarios:

Laura (Recetas Trucos y Tips) dijo...

Qué buena pinta tiene ese plato de arroz, y, soretodo, quçé sencillita se ve la receta que propones!

Perfecto :)

Aderezade dijo...

Me siento poseída por Robespierre, así que cuando llegue a casa cojo la mandolina-guillotina y me voy a cargar algunas revolucionarias que tengo en la nevera para estrenar el pesto rojo (sangre)que me recomendaste, Falsa. ¡Vive le revolution!

Itzi dijo...

Me gusta la mezclita, sí señor.
Revolcándose y retozando a lo "salvaje".

Ah no, que es pasándoselo "bomba".
Bueno, podría ser con cualquiera de los dos tipos de arroz, ¿no?

Oceanísimos.

Cocinica dijo...

Fantástico arroz, creo que este lo cuelo como paella de verduras. jijiji

El Oteador de los Mercados dijo...

Pues que griten todo lo que quieran que la guerra la tienen perdida y acabaran dando gusto al paladar y llenando el estómago.

FALSARIUS CHEF dijo...

Sí, Laura, hoy tocaban pocas complicaciones. Gracias.

FALSARIUS CHEF dijo...

Eso, Aderezade. Liberté, égalité, obesité.

FALSARIUS CHEF dijo...

Sí, Itzi, bomba, salvaje o vago con vasitos brillante, que es lo mío.

FALSARIUS CHEF dijo...

Cocinica, si las incautas víctimas se dejan, por qué no.

FALSARIUS CHEF dijo...

El oteador de los mercados, al final el estómago es que manda mucho.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Revolucionario total, con el pesto rojo, jajaja.
Saludos.

Su dijo...

Adoro tus simples recetas impostoras

diseño web dijo...

Está simplemente fantástico!!!

carmelo dijo...

Querido Falsa
Como sabes, la esencia de la impostura es el secreto. Pero hemos sido descubiertos, quizá por la traicion de algun impostor infiltrado. ¿Habrá sido la Lomana? Durante este verano he visto en TV un anuncio de arroz Brillante en el que alguien confeccionaba en 2 minutos una ensalada de arroz con algo.Esto es pura impostura pero, una vez difundida nos deja a todos los de esta selecta cofradía de mpostores en paños menores e incluso sin paños.¿Qué va a decir ahora mi suegra de mis maravillosos arroces impostores....?

Juana dijo...

Me ha encantado leer como las verduras se han lanzado a las barricadas!!!. gran pequeño relato, inspirado en grandes ideas!!!
Encantada de conocer tu blog!!!!

Sylvss dijo...

Hoy este plato "me salvó" la vida. Invitado inesperado, "¿quieres que lleve algo?" me dijo el caradura a media hora de llegar a casa... "Bueno, vale, una bolsa de verduras congeladas y sobrasada"... (aún no lo había probado pero me sabía la receta de memoria, y ya tengo pesto rojo y el arroz en vasito es una de mis tablas habituales de salvación), "¿vas a cocinar, no prefieres que pidamos algo?"... "No, prefiero preparar algo" (estamos a fin de mes, mi cuenta corriente llora, mi tarjeta de crédito llora, el apoderado de mi banco llora...)"¡¡Dios santo, hoy tendré que atiborrarme a alkaseltzer!!" "Ja-ja-ja" (Léase como MI risa forzada)... Bien, en resumen, el fin de la historia fue...¡¡un éxito!!, le encantó (y a mí también), repitió dos veces y me dijo que estaba sorprendido... Lo peor, no descarto más "sorpresas" para almorzar un lunes...

Peter dijo...

Tiene muy buena pinta... Lo único que me ha dejado mosqueado es... ¿para qué hace falta la lata de cebolla frita? En la elaboración no aparece por ningún lado.

FALSARIUS CHEF dijo...

La quitamos y listo, Peter. Pero vamos que mal no le va a ir si queremos añadirla.

Peter dijo...

Pues ya he hecho esta receta, y he de decir que estaba sencillamente deliciosa...

Conxita dijo...

Hay que ver lo que dan de sí cuatro verduritas, un pedacito de sobresada y estos fabulosos y práticos vasitos de arroz redondo Brillante SR. FALSARIUS....
Así no hay pereza ni modorra que se resista.Además de favorecer nuestra salud y desintocxicarnos un poquito de las Fiestas Navideñas, tenemos un sabroso manjar que nos llena sin crear empacho. GRACIAS una vez más querido amigo. Veremos que inventa USTED para esta inminente cuesta de enero, porque ay!! nuestro bolsillo,nuestro bolsillo está bajo mínimos. Un saludito cariñoso.

josema dijo...

Creo que la sobrasada y el tomate son unos mandones: si los echas a algo, todo sabe a ellos, por eso no me acaba de convencer la receta (aunque confieso que hay días que apetece tomate: pues adelante). Sugiero mejor el pesto verde. En mi súper lo hay fresco. Eso sí, recomiendo diluirlo en un poco de agua caliente: lo justo para que cueste decir si sigue espeso o ya está caldoso. Y echarlo en el tramo final de cocción del arroz: si lo tienes 15 minutos en total, pues como a 6 o 7 minutos del final. Sobre las verduras, a los que seguimos dieta casi conejo por obligación, nos ayuda el consejo de cortarlas mucho: así pasa cualquier cosa antes impensable, como las temidas acelgas.

Related Posts with Thumbnails