11 de octubre de 2010

BUÑUELOS DE BACALAO "TIA JULIA"

Buñuelos de bacalao

Receta de buñuelos de bacalao

Estoy encantado con que le hayan dado el Nobel de Literatura a Vargas Llosa. Por fin un respiro a mi autoestima. Le han dado el Nobel a un tío al que he leído. Eso sí que es una novedad. Casi todos los años, salvo alguna rara excepción, llegaba el Nobel de Literatura y me decía yo a mi mismo, cabizbajo y compungido, Falsarius, mira que eres analfabeto. No es que no te hayas leído un libro de ese señor o señora, es que no te suena ni de nombre. Oye, y un apuro. Sobre todo porque luego veías a la gente hablar de él o de ella en la tele con un conocimiento pasmoso, como si se ducharan juntos todas las mañanas. Claro eso desmoraliza. Pero este año, ajajá, este año soy yo el que se duchaba con Vargas Llosa. Metafóricamente hablando, que tampoco hay que exagerar en las admiraciones, porque si hay que ducharse con tu escritor favorito, el mío es Elsa Pataky. Pero a lo que vamos. El primer libro que leí de Vargas Llosa fue “La ciudad y los perros” que era yo muy jovencillo y me impactó mucho. Luego fui leyendo todos los demás, pero hay uno que me parece entrañable y al que he vuelto en varias ocasiones. Es “La tía Julia y el escribidor”. Y en homenaje al flamante Nobel, a la tía Julia (y a Elsa Pataky si me manda una foto dedicada), va esta receta de hoy, los buñuelos de bacalao “Tía Julia”. Enhorabuena, don Mario.
.
Ingredientes: 1 paquete de puré de patatas, 1 lata de hígado de bacalao ahumado (marca Ubago en mi caso), harina para rebozar sin huevo (hay varia marcas, Rebocina Royal, Yolanda...) perejil, aceite de oliva y sal.
.
Preparación: en un cacito ponemos medio litro de leche y agua, mitad y mitad, y un poco de sal, y lo ponemos a calentar. Cuando vaya a hervir, lo retiramos y añadimos abundante perejil bien picado y el contenido de nuestra lata de hígado de bacalao ahumado, bien escurrido de aceite y picado muy menudito (podemos darle incluso un toquecillo con la minipimer). Tras esto, vamos añadiendo el contenido de uno de los sobres de puré y removiendo hasta que nos quede compactito. Dejamos enfriar un poco (por aquello de no quemarnos) y hacemos unas bolitas de nuestro tamaño favorito, las pasamos por la harina de rebozar sin huevo, preparada según las instrucciones del paquete (mezclada con un poco de agua básicamente) y freímos en aceite caliente, hasta que estén doradillas. Las dejamos escurrir del exceso de aceite sobre papel de cocina, y las servimos adornadas con un poco más de perejil. Unas gotitas de limón tampoco van a venirles nada mal a nuestros ricos buñuelos de bacalao.
.
Nota: si no encontráis el hígado de bacalao ahumado, os puede servir un paté de bacalao de la marca Apis, que lo veo yo también en muchos supermercados.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails