29 de noviembre de 2010

HOJALDRE ELECTORAL (con huevo, langostinos y jamón)

Hojaldre con huevo, langostinos y jamon

Receta de hojaldre con huevo, langostinos y jamón

Estaba yo ayer siguiendo lo de las elecciones catalanas y me dije, ¿por qué no haces una receta electoral? Y tras pensar en las cosas raras que hace uno cuando se aburre, me contesté, pues vale. Y aquí estamos. Y digo yo que para una buena receta electoral, lo primero que necesitas es un candidato atrayente y popular. Y claro, en la cocina, candidatos así queridos y con buena imagen, que gusten en general a todo el mundo, se me ocurrían tres. El huevo, el jamón y los langostinos. Eso es un cartel electoral de lujo. En Cataluña o donde sea. Un huevo, no te cuento ya si es frito, de entrada provoca simpatía, colegueo, buen rollo. Detrás de un huevo va uno entregado a donde haga falta. ¿Y el jamón? ¿Se imagina alguien a un buen jamón corrompiéndose o subiéndote los impuestos? Es impensable. Y luego, los langostinos. Un señor tan formal y con esos bigotes tan elegantes, tiene que ser alguien serio, alguien en quien se puede confiar. No se concibe, pongo por caso, un langostino mandándote al paro. Así que me he dicho, vamos a juntar a los tres en una lista (de hojaldre en este caso) y a triunfar. Y esta es nuestra receta de hoy. Un pañuelo de hojaldre, con huevo, jamón y langostinos. Será electoralista y demagógica, pero quita, quita... Huevo for president.

Ingredientes: 1 paquete de hojaldre refrigerado, 1 huevo, 2 langostinos (nos valen congelados, por supuesto), unos taquitos de jamón, ½ cebolla, sal, aceite de oliva virgen extra.

Preparación: sacamos la bandeja del horno y lo ponemos a precalentar a 180 grados. Mientras lo hace, en una sartén con un poco de aceite, ponemos la media cebolla picada a dorarse con un poco de sal (si estamos perezosillos, pues una latita pequeña de cebolla frita y listo). Cuando coja color, le añadimos unos taquitos de jamón y los dos langostinos descongelados y pelados. Una vuelta y fuera. Sólo mezclar, da igual que los langostinos no estén hechos porque se van a hacer luego. Cortamos el hojaldre en forma de cuadrado y lo ponemos sobre un plato hondo. Si queremos podemos ponerlo con el papel para el horno debajo y así luego nos será más fácil moverlo a la bandeja. Pinchamos el fondo del hojaldre con un palillo y colocamos en el centro la cebolla doradita, con el jamón y los langostinos y, por encima, el huevo crudo tal cual, con un poquito de sal sobre la yema. Cogemos las puntas del hojaldre y las juntamos, haciendo una especie de sobre. Sellamos concienzudamente los bordes, lo ponemos en la bandeja y al horno. Cuando veamos el hojaldre bien doradito, estará. Mucho mejor que sacer un escaño, donde va a parar.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails