28 de octubre de 2010

BOQUERONES EN VINAGRE CON PATATILLAS

boquerones en vinagre

Estaba yo preparando este aperitivo y me he dicho, les hago una foto y los presento en sociedad, que a estos boquerones en vinagre les veo yo edad como para una puesta de largo. Y ya metidos en gastos y afanes, me he dicho, no voy a dejar a los niños así solitos y desvalidos en tan solemne ocasión, así que los he acompañado con unas patatillas alioli. Helos ahí posando felices para la foto. Luego me han comentado que lo del palillo espalda es un poco incómodo, y yo he pensado emocionado: qué rapido me están creciendo. Ya han descubierto que para estar guapo hay que sufrir.
.
Ingredientes: 1 bandeja de boquerones en vinagre del súper, 1 bote de cristal de patatas, 1 bote de mayonesa, 1 diente de ajo, aceite de oliva virgen extra y perejil.
.
Preparación: abir la bandeja de boquerones en vinagre del súper, tirar el líquido que traen, extenderlos en un plato, espolvorearlos con perejil, regarlos con vuestro mejor aceite y dejarlos macerando un rato. El cambio va a ser notable. Por otro lado, poner en el vaso de la batidora unas cucharadas de mayonesa, ajo picado (más o menos según vuestra afición a estas liliáceas) y unas gotas de aceite de oliva del rico. Pasamos un poco por la minipimer y nos encontramos con un alioli impostor de los de dar mucho el pego. Que no queremos currar, alioli del de bote y listo. Hervimos las patatas de bote 2 minutos en agua, escurrimos bien y las mezclamos con nuestro semi-casero alioli. Le ponemos un boquerón en vinagre por encima y adornamos con perejil. Oiga, esto regado con una cervecita fría tiene su encanto.
.
.

26 de octubre de 2010

ÍNDICE MILAGROSO

Desde hace tiempo varios de vosotros me veníais solicitando (todavía amablemente y casi sin insultos, ni amenazas) que incluyera un índice para facilitar el trabajo de búsqueda de las recetas. He intentado escaquearme de todas las formas posibles (poniendo un buscador de Google, pensando que con las "etiquetas" valdría, que el archivo de publicaciones era suficiente...), pero al final la realidad, tozuda como la tapa de algunos botes de lentejas, se ha impuesto: no había un dios que encontrara la receta buscada. Así pues, después de una ingente labor de corta, marca y pega he habilitado una pestaña con el ASTUTO ÍNDICE. Todavía está en versión Beta (forma tecnológica de decir que aún no está acabado y que faltan recetas) pero empieza a tener el bastante volumen como para resultar interesante. Así pues, en el día de hoy, cautiva y desarmada mi vagancia, queda oficialmente inaugurado el primer índice oficial de la Cocina Impostora. Que sea para bien.

25 de octubre de 2010

FALSARIUS EN SEVILLA

El sábado la sección que hago en la radio, en el "A vivir que son dos días" de la SER, la hicimos en directo desde Sevilla. Si alguien tiene interés en ver un pequeño resúmen, puede hacerlo pulsando en la foto.

PD: Por un corte raro en el montaje, puede pensarse que en el vídeo abomino de las patatas de bote. Qué herejía. No señor. Las sigo amando como el primer día.

21 de octubre de 2010

ROPA VIEJA (pero de marca)



Continuamos recuperando vídeo-recetas que no estaban colgadas en el blog. En este caso una práctica "ropa vieja", que aunque sea vieja nos da como resultado unos garbanzos de alta costura.

La receta escrita aquí: receta de ropa vieja

18 de octubre de 2010

ESPAGUETIS CON ALMEJAS (o vongole, dicho en plan fino)

espaguetis con almejas
Receta de espaguetis con almejas

Venía yo pensando en la de cosas que pasan por delante nuestro muy a menudo y que, cuando de verdad hacen falta, no las encuentras ni de coña. Una mercería, por ejemplo. Cuántas veces hemos visto una al dar un paseo por la calle y luego, de repente, necesitas un botón y las mercerías han desaparecido. No encuentras una por ningún lado. Es como si las hubieran quitado de las calles sólo para hacerte la vida imposible. Eso me ha pasado hoy a mí, que necesitaba unas almejas para cocinar y he descubierto que las almejas son como los taxis, nunca tienes una a mano cuando la necesitas. Unas almejas, como en mi caso, o tres millones y medio de euros para pagar su fianza, como le ha pasado a la Pantoja. Y mira que pasa uno veces delante de tres millones y medio de euros sin hacerles ni caso. Hasta que un día te hacen falta y, claro, ya nada. Un desastre. En fin, mi apuro almejil al final lo he resuelto con una práctica latilla que tenía por ahí despistada y que va a ser la que vamos a usar para nuestra receta de hoy, unos ricos espaguetis con almejas. Lo de la Pantoja, igual es más complicado, porque los millones de euros, en bolsa de basura si he oído que van a veces, pero en lata, no me suena mucho. Y mira que voy yo al súper.
.
Ingredientes: 1 paquete de espaguetis, 1 lata de almejas al natural, 1 lata de tomate de 400 gr. (troceado, no triturado), 1 diente de ajo, 1 cayena pequeña, sal, azúcar, perejil, aceite de oliva virgen extra.
.
Preparación: en un perol ponemos abundante agua a hervir con sal y ponemos a cocer espaguetis para 2 personas. En una sartén, con un poco de aceite, ponemos a dorar el diente de ajo bien picado y la cayena. Cuando coja color, le añadimos el contenido de la lata de tomate troceado, con sal y un poco de azúcar para quitarle acidez, añadiendo también el caldo de la lata de almejas, que le va a dar un sabor muy rico. Lo dejamos que se nos haga a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que el tomate nos quede consistente y bien hilado. En el último momento, añadimos las almejas y removemos con cuidado para que no se nos rompan, que quedan más chulas. Retiramos del fuego. En un plato ponemos los espaguetis bien escurridos, con nuestra maravillosa salsa por encima, y adornamos, si nos gusta, con una mezcla que podemos preparar con un poco de ajo crudo, abundante perejil y aceite del rico. Unos espaguetis con almejas de lo más apañado.
.
Nota caritativa: acordaos de quitar la cayena, al acabar de hacer el tomate, que luego te la comes despistado y es un susto.

Nota 2 para suspicaces: vale, me habéis pillado. La pasta de la foto son tallarines, no espaguetis, pero es que el día de la foto es lo que tenía a mano y me dio pereza repetirla. Pero vamos, que os podéis hacer una idea.

Por cierto, si alguien prefiere la versión clásica, mi amigo JAVIRECETAS tiene una receta estupenda. Podéis verla AQUÍ
.
.

15 de octubre de 2010

STEAK TARTARE CIVILIZADO (en vídeo)



¿Cómo es posible que no tuviera yo puesto en el blog el vídeo de esta apasionante e impostorcérrima receta? Ya era hora de subsanar esa carencia. Hela aquí.

Pues ver aquí la receta de STEAK TARTARE escrita

11 de octubre de 2010

BUÑUELOS DE BACALAO "TIA JULIA"

Buñuelos de bacalao

Receta de buñuelos de bacalao

Estoy encantado con que le hayan dado el Nobel de Literatura a Vargas Llosa. Por fin un respiro a mi autoestima. Le han dado el Nobel a un tío al que he leído. Eso sí que es una novedad. Casi todos los años, salvo alguna rara excepción, llegaba el Nobel de Literatura y me decía yo a mi mismo, cabizbajo y compungido, Falsarius, mira que eres analfabeto. No es que no te hayas leído un libro de ese señor o señora, es que no te suena ni de nombre. Oye, y un apuro. Sobre todo porque luego veías a la gente hablar de él o de ella en la tele con un conocimiento pasmoso, como si se ducharan juntos todas las mañanas. Claro eso desmoraliza. Pero este año, ajajá, este año soy yo el que se duchaba con Vargas Llosa. Metafóricamente hablando, que tampoco hay que exagerar en las admiraciones, porque si hay que ducharse con tu escritor favorito, el mío es Elsa Pataky. Pero a lo que vamos. El primer libro que leí de Vargas Llosa fue “La ciudad y los perros” que era yo muy jovencillo y me impactó mucho. Luego fui leyendo todos los demás, pero hay uno que me parece entrañable y al que he vuelto en varias ocasiones. Es “La tía Julia y el escribidor”. Y en homenaje al flamante Nobel, a la tía Julia (y a Elsa Pataky si me manda una foto dedicada), va esta receta de hoy, los buñuelos de bacalao “Tía Julia”. Enhorabuena, don Mario.
.
Ingredientes: 1 paquete de puré de patatas, 1 lata de hígado de bacalao ahumado (marca Ubago en mi caso), harina para rebozar sin huevo (hay varia marcas, Rebocina Royal, Yolanda...) perejil, aceite de oliva y sal.
.
Preparación: en un cacito ponemos medio litro de leche y agua, mitad y mitad, y un poco de sal, y lo ponemos a calentar. Cuando vaya a hervir, lo retiramos y añadimos abundante perejil bien picado y el contenido de nuestra lata de hígado de bacalao ahumado, bien escurrido de aceite y picado muy menudito (podemos darle incluso un toquecillo con la minipimer). Tras esto, vamos añadiendo el contenido de uno de los sobres de puré y removiendo hasta que nos quede compactito. Dejamos enfriar un poco (por aquello de no quemarnos) y hacemos unas bolitas de nuestro tamaño favorito, las pasamos por la harina de rebozar sin huevo, preparada según las instrucciones del paquete (mezclada con un poco de agua básicamente) y freímos en aceite caliente, hasta que estén doradillas. Las dejamos escurrir del exceso de aceite sobre papel de cocina, y las servimos adornadas con un poco más de perejil. Unas gotitas de limón tampoco van a venirles nada mal a nuestros ricos buñuelos de bacalao.
.
Nota: si no encontráis el hígado de bacalao ahumado, os puede servir un paté de bacalao de la marca Apis, que lo veo yo también en muchos supermercados.

7 de octubre de 2010

Ya en vídeo - ARROZ CON VERDURAS REVOLUCIONARIAS

Entre el "Novecento" de Bertolucci y "El acorazado Potemkin" de Eisenstein, pero en arroz y con menos metraje. La receta escrita podéis verla AQUÍ.

6 de octubre de 2010

ARROZ CON VERDURAS REVOLUCIONARIAS

Arroz con verduras
A las barricadas. Eso gritaban hoy las verduras de mi nevera que se han levantado guerreras. Hartas de ser el patito feo, el pringadillo de la clase con el que todo el mundo se mete, el alfeñique al que los chuletones cachas, las hamburguesas animadoras y las merluzas pijas desprecian, han decidido liarla. Han cogido unos vasitos de arroz, han tomado el Palacio de Invierno de las salsas, donde guardo mi preciado pesto rojo, y han saqueado mi reserva de sobrasada. Así pertrechadas, se han arrojado a la sartén y se han montado una receta de arroz con verduras de mil pares de narices. Las verduras es lo que tienen. Las ves siempre calladitas en su cajón, pero en el fondo tienen una gran vida interior. Uno ve un rábano y nunca lo pensaría, pero es así. Y de tanto pensar, que nunca es bueno, un día se acaban hartando y te la montan. Una revolución o un arroz con verduras buenísimo. Y estaban encantadas con su protagonismo, heroicas y pintureras. Al comérmelas he comprendido porqué las revoluciones acaban siempre tan mal. Cuanto más rica la revolución, más hambre tiene el gordo que vigila.

Ingredientes: 2 vasitos de arroz Redondo Brillante, 1 paquete de verduras variadas para sofrito (400 gr.) ya cortadas y preparadas, que podéis encontrar en la sección refrigerados del súper, 1 diente de ajo, 1 bote de pesto rojo, sobrasada, aceite de oliva virgen extra, sal y orégano.

Preparación: en una sartén amplia ponemos aceite y el diente de ajo picado a dorar. Añadimos la verdura troceada (como medio paquete) y dejamos que se vaya haciendo, Cuando coja color y estén a nuestro gusto, añadimos la sobrasada cortada en taquitos (sin pasarnos, 4 ó 5 taquitos bastarán), removemos bien para que se mezcle y añadimos el contenido de los vasitos de arroz. Mezclamos, dejamos hacer un par de minutos, y rematamos con una cucharadita de nuestro rico pesto rojo. Removemos adecuadamente, servimos nuestro arroz con verduras adornado con orégano espolvoreado y a devorar.

4 de octubre de 2010

HELADO DE TOMATE CON ANCHOA (pincho moralizante)

Helado de tomate
Receta de helado de tomate

Estoy un poco cabreado con Internet. Últimamente no me llegan al correo más que mensajes en plan, “Sr. Falsarius, olvídese de la impotencia” o esos de “basta de complejos por tener un miembro pequeño”, o peor aún “no volverás a dejar a tu pareja insatisfecha en la cama”, dando por hecho más cosas de las recomendables (especialmente si eres ordenador, con lo propensos que son los pobres a caerse por las ventanas), y ofreciéndome mucho Viagra por toda solución. Eso por no contar los de crecepelos milagrosos y los que me ofrecen soluciones para crecer. Está muy bien eso de empezar el día frente a un aparato que, muy sutilmente, eso sí, te llama impotente, calvo y bajito. Qué desagradable. Por lo menos yo no me paso el día cogiendo virus, le digo a veces en plan sarcástico, pero luego pienso que hubiera sido mejor ignorarle, porque empezar el día oyéndote hablar con un ordenador tampoco es de esas cosas que le suban a uno la moral. Un amigo empezó así y ahora le compra lencería a medida al disco duro y está buscando alguien que los case en Silicon Valley. Deja, qué lío. En estos días que empiezan torciéndose, lo mejor es darse un buen homenaje gastronómico como el de este helado de tomate. Vale lo de impotente, calvo y bajito, pero lo que nunca podrán llamarme es flaco.

Ingredientes: 1 bote de mermelada de tomate, 1 bote pequeño de Tumaca (el preparado de tomate para el pan del desayuno, aunque valdría tomate natural rallado también), 1 brick pequeño de nata líquida, 1 lata de anchoas, albahaca fresca, aceite de oliva.

Preparación: en una cubitera de las que usamos para el hielo, llenamos el espacio de cuatro cubitos con mermelada de tomate, y el de otros dos con tomate preparado Tumaca (que puede ser también, tomate natural rallado) y lo dejamos congelar. El día que queremos hacer el pincho, sacamos los cubitos y los ponemos en un vaso de batir o nuestro recipiente favorito. Le añadimos un poco de nata, un hilito de aceite de oliva virgen extra y unas hojillas de albahaca picadas. Cogemos la minipimer y lo batimos todo bien. Ponemos una bolita del helado resultante en un platito pequeño (si tenemos una cuchara de esas para presentar tapas que hay ahora, pues más chulo todavía), le ponemos una anchoa por encima, adornamos con un poco de albahaca picada y lo comemos todo junto. Una mezcla entre dulce y salado de lo más refrescante y resultona.

.
.

1 de octubre de 2010

CARMEN LOMANA: LA PILLAMOS DE IMPOSTORA


La Cocina Impostora continúa con su imparable avance. Ari Bradshaw, amiga de este blog desde hace mucho tiempo e intrépida periodista, ha sorprendido a Carmen Lomana leyendo la receta de hamburguesa que lleva su nombre y nos lo cuenta en una entrevista publicada en YO DONA que podéis leer aquí. No sé si acabará preparando la receta porque Lomana comiéndose una Lomana suena un poco caníbal, pero leerla la ha leído. Pero vamos a lo importante, que esto ya más que un blog de cocina, parece el Salvame de Luxe. En serio ¿os habéis fijado que bolso más chulo?
Related Posts with Thumbnails