10 de enero de 2011

PISTO CON HUEVO REVUELTO Y PICATOSTES (receta de pereza y rebajas)

pisto con huevo revuelto y picatostes
Pisto con huevo revuelto y picatostes

A mi la navidad lo que me ha traído este año ha sido una pereza horrible. Bueno, una pereza y algún kilo de más. Que también los Reyes Magos, le podían haber dejado el kilo de más al niño Jesús que está creciendo y le viene bien, y haberme dejado a mí el oro, que a mi edad viene mejor. Pero vamos, pese a la pereza y el sobrepeso, al final me he animado y me he lanzado a las rebajas. Oiga, y un fracaso. Igual es porque he ido buscando rebajas de bancos. Y nada, fatal. Me he recorrido un montón de sucursales a ver si vendían cosas en plan “billete de 50 euros, ahora 39,90 ”. O hipotecas, “este mes todas al 50%”. Pero no. Es más, en algunas sucursales querían cobrarme al entrar sólo por ver, como si fuera un museo o un club de striptease. No veas en que plan se están poniendo los bancos con la crisis. Total que al final me he dejado de cosas raras, he ido a un súper, que es mi territorio natural y me he montado una receta perfecta para mi pereza, porque es muy facilita y muy de rebajas porque no es nada cara. Igual no me ayuda a perder esos kilos de más, pero es que son un regalo, y gordo, pase, pero desagradecido, nunca.

Ingredientes: 1 lata de pisto, 3 huevos, 1 paquete de picatostes en cuadraditos (en mi caso unos de la marca Picagrill, con tomate y orégano), 1 diente de ajo, sal, pimentón picante, perejil y aceite de oliva virgen extra.

Preparación: en una sartén ponemos el diente de ajo picado a dorar con un poco de aceite, cuando coja color, retiramos la sartén un momento del fuego, añadimos pimentón picante (que le va a dar una alegría a la cosa), removemos un segundo y vertemos el contenido de la lata de pisto. Lo dejamos que se caliente bien a fuego lento y removiendo de vez en cuando. Batimos tres huevos y cuando el pisto borbotee adecuadamente los añadimos, junto con su sal correspondiente. Vamos mezclando hasta que el huevo se haga un poco, pero sin pasarnos. Que quede jugosote. En un plato hacemos una camita de picatostes, le ponemos nuestro revuelto de pisto y huevo por encima y adornamos espolvoreando con un poco de perejil.

Nota: si queréis currar un poco más, podéis cambiar tranquilamente los picatostes por unas patatas fritas cortadas en daditos. Mal no va a quedar precisamente.
.
.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails