14 de febrero de 2011

LUJURIAS DE LIMONCELLO Y CHOCOLATE

lujurias de limoncello
La gastronomía afrodisíaca viene asociada normalmente a productos caros, las ostras, el caviar y cosas así. Y digo yo, ¿qué pasa, que los pobres y menesterosos e hipotecados en general no tenemos derecho a la concupiscencia y demás alegrías carnales? ¿Que encima eso? ¿Que a causa de la crisis económica nos vamos a extinguir como si fuéramos ositos panda? No, si Falsarius puede evitarlo. Para casos como este, los impostores utilizamos los productos afrodisíacos del pobre, que son dos básicamente. A saber: el alcohol y el chocolate. Utilizados moderadamente, claro, porque ver a tu pareja gorda y borracha no es algo precisamente afrodisíaco. No. Con medida, como en la receta que hoy os propongo, las lujurias de limoncello y chocolate. Un rico postre con un toquecillo alcohólico, que siempre anima, y muy fácil de hacer. Aún así, que tenéis un día ultraperro y de bajón, como de Mubarak en el paro, y queréis trabajar menos, podéis utilizar entonces la famosa receta de Berlusconi, el bocadillo de Viagras. Seguramente eficaz, pero francamente, un poco hortera. Mejor mi postre.

Ingredientes: 1 paquete de postre de limón Royal, 350 ml. de leche, 1 copa de limoncello (un licor italiano), 1 tableta de chocolate, leche condensada y 1 limón

Preparación: en un recipiente ponemos 350 ml de leche y 150 ml. de limoncello. Le añadimos el contenido de nuestro paquete de postre de limón Royal y dos cucharadas de leche condensada. Dos minutos de minipimer para mezclar todo bien, y a enfriar a la nevera. Para presentarlo, ponemos en un plato dos bolas como de helado de nuestro postre, lo cubrimos un poco con chocolate que hemos deshecho en un cazo al fuego (con chocolate con leche normal y corriente se hace muy fácil) y espolvoreamos con ralladura de limón. Pecaminoso.
.
.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails