7 de febrero de 2011

PATATAS CON CALAMARES A LA MARINERA (monodosis)

patatas con calamares a la marinera
Receta de patatas con calamares

Una de las grandes ventajas de la cocina impostora que practicamos aquí (aparte de la consideración social que nos aporta y la fama de personas elegantes y cultivadas que nos otorga, entre otras innúmeras virtudes) es la de poder hacer para una sola persona, recetas que normalmente se preparan para varios comensales. Lo típico, te compras una vaca para hacer un guisote y, claro, ya que tienes la vaca, no vas a arrancarle una pezuña para hacerte un guiso para ti sólo. Aprovechas y haces el guiso con la vaca entera. Ya que te has comprado una vaca muerta, tendrás que aprovecharla, no vas a poner lo que te sobre encima de la tele de adorno, más que nada porque huele regular. Pues bien, esto con las latas no pasa. Que eres uno, pones una lata, que sois dos, pues dos y así hasta el infinito. Muy cómodo y racional, y luego, con la lata vacía te puedes hacer una maceta elegante, y no como si la haces con un cuerno de vaca, que es como de gente extraña. Pues eso, que tenía unas latas de calamares en salsa americana que me estaban haciendo una revuelta en mi despensa que ríete tu de las de Egipto, con la cantinela de “úsanos, úsanos” que caducamos, y me he dicho, vamos a hacer un guiso marinero con ellas, que estas me Mubarakizan y luego tenemos un disgusto. Y aquí está. Unas patatas marineras monodosis. O sea, para uno.

Ingredientes: 3 patatas, 1 lata de calamares en salsa americana, 1 brick de caldo de pescado, tomate concentrado, 1 lata pequeña de cebolla frita, 2 dientes de ajo, sal, pimentón y aceite de oliva virgen extra.

Preparación: por una vez (y sin que sirva de precedente) vamos a utilizar patatas NO de bote, así que pelamos 3 patatas normales. En una perola, ponemos un poco de aceite a calentar con dos dientes de ajo, enteros, con piel y todo, pero un poco aplastados. Dejamos que se hagan un poco y añadimos el contenido de la lata de cebolla. Una cucharadita de tomate concentrado, si tienes, removemos bien y añadimos las patatas, cascándolas (que es como troceadas pero a lo bestia) y sal. Mezclamos y dejamos que se haga un par de minutos. Espolvoreamos con un poco de pimentón y añadimos el caldo de pescado. No mucho porque queremos que luego el guisote quede hilvanado. Si vemos que falta, ya le añadiremos luego. Dejamos hirviendo a fuego suave hasta que las patatas estén blanditas (agitando la perolilla de vez en cuando para que espese el caldillo). Cuando veamos que están, añadimos el contenido de la lata de calamares en salsa americana, removemos y lo dejamos calentar. Un minuto y listo. Sorprendente. Unas patatas con calamares la marinera de bar del puerto.
.
.

13 comentarios:

Epesse dijo...

Falsarius, me temo que el ajo te ha repetido... (perdón, pero estaba a huevo, que por otra parte es lo más apropiado para tu blog). En cuanto deje la dieta que tuve que empezar por culpa del roscón, las pruebo.

http://conxitazen.blogspot.com dijo...

¡Que bien DON FALSARIUS!, ya no tendré que trasladarme a mi querida Costa Brava para comer unas PATATAS MARINERAS, y además sin ninguna complicación por aquello de que cocinar para una solita siempre dá cierta pereza (aunque si soy sincera, pereza lo que se dice pereza, solo tengo para planchar, porque lo que es para comer...... pues eso. Y ahora que tengo el gusto de conocerle, menos querido mío, mucho menos.... Saluditos a todos.

Alejandro Pérez Ordóñez dijo...

Esto pinta requetebien, hay que experimentar a ver si me salen tan ricas como en la foto (que alimenta de verla, hoy no como).

Fran dijo...

Me las acabas de quitar de la cabeza...

Sorokin dijo...

Magnífico. Intentaré adaptarlo a los ingredientes que tenemos por aquí, por Bruselas. Hay patatas, claro; tengo latas de calamares a la americana traídas de Spain. No hay cebolla en lata, pero tal vez ose picar un poco de cebolla normal. Lo que no hay son los caldos preparados de gallina blanca. No sé, ya veré qué le pongo.

Saludos

Arantza dijo...

Don Falsarius, yo también soy una emigrante bien equipada, y tengo la apropiada lata de calamares (de importación ultramarina). Así que es guisote cae hoy, voto a bríos. Que ando muy necesitada de guisotes reconfortantes (la foto es talmente como los marmitakos de mi Santa Madre).

Titajú dijo...

Ten piedad, que empiezo mi nueva andadura de régimen (es que no me sirve la ropa), y me han prohibido mojar pan en salsas.
¡BUAAAAAAAA!!!!!!

Anónimo dijo...

Pues yo, qué quieren que les diga, me parece que voy a usar patatas de bote. Es que ya ni me acuerdo de como se hacía eso de pelar patatas.

Aderezade dijo...

Yo también tengo un par de latas de ésas cogiendo polvo al fondo del armario, así que hoy mismo las saco para la cena. Gracias, maestro.

Anónimo dijo...

Qué susto cuando he leído monodosis. Me he imaginado por un segundo un botecito de esos como las monodosis de café y una máquina para poner el botecito y sacar las patatas hechas :-/

ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

Hola, hace mucho tiempo que por problemas personales, me alejé del mundo blogero, pero tras pasado un tiempo y de encontrarme algo mejor, vuelvo al ataque, pero sin prisas.
Me ha gustado mucho lo que acabo de leer en tu blog y no te imaginas cuanto se echaba en falta.
Mi blog ha sufrido algún cambio, de formato, de contenido y ha dejado de ser anónimo.
A partir de ahora, estará mi nombre y quien soy en realidad detrás, de todo lo que escriba.
Espero verte pronto.
Y gracias por este post.
CUATRO ESPECIAS.

Margarida dijo...

Sabes, parece fácil y lo es, lo realmente dificil es llegar a esta facilidad de tus platos.

Un saludo

Martin dijo...

Sorokin, dice que no hay cebolla en lata el Bruselas, pero si tienes un IKEA, allí venden cebolla frita. Un poco distinta de la que venden por estos lares, pero está muy rica.

Martin

Related Posts with Thumbnails