7 de marzo de 2011

ENSALADA DE GARBANZOS CON PERDIZ

Ensalada de garbanzos y perdiz
Receta de ensalada de garbanzos con perdiz

A la gente a veces en la cocina le entran delirios de grandeza. Tan así es la cosa, que a veces no se sabe donde acaba el ego del cocinero y donde empieza el plato propiamente dicho. Y a mí lo de comerse egos, me da un poco de asquito, que a saber donde lo han tenido metido antes. Claro que también es normal. Ve uno la situación idílica esta que vivimos en la que no hay paro, en que la gasolina es prácticamente gratis, en la que los bancos se han vuelto buenos y en vez de cobrarte por las hipotecas, te regalan cruceros por la Riviera Maya, y es normal que haya comidas, así más de andar por casa, que no te apetezcan. Pero vamos, por si alguna vez, que no creo yo que pase nunca jamás, las cosas no van tan bien y sucede que la gasolina empiecen a venderla en las joyerías de lo cara que es, que lo de tener trabajo sea una cosa que sólo pasa en el extranjero y que, como te descuides, los bancos te atracan a hipoteca armada, igual es bueno no olvidarnos de las legumbres, que de siempre han sido las encargadas de sacarnos de apuros cuando las cosas han venido mal dadas. Así yo hoy, por si un día, en plan risas, nos da por pasar de angulas, caviar, percebes y demás alimentos habituales, os traigo una receta de garbanzos. Una rica y sencilla ensalada de garbanzos. Eso sí con perdiz, que cuando los cuentos se van acabando, es lo más adecuado.

Ingredientes: 1 lata de perdiz en escabeche, 1 bote de cristal de garbanzos cocidos, 1 cebolla, 1 diente de ajo, perejil, comino, sal y aceite de oliva virgen extra.

Preparación: ponemos un cazo con agua y un poco de sal a hervir. Escurrimos y lavamos bien nuestro garbanzos de bote y los echamos en el agua cuando hierva. Vamos a tenerlos ahí 5 minutos. Mientras tanto, abrimos nuestra lata de perdiz en escabeche, guardamos el caldo y procedemos a separar la carne, quitándole todos los huesecillos. Por otro lado en un vaso, ponemos el diente de ajo bien picado, con un chorreón de aceite de oliva y perejil picado y lo mezclamos bien. Cuando estén los garbanzos, los volvemos a escurrir concienzudamente y los echamos en una ensaladera, junto con media cebolla cortada en juliana. Les ponemos un poco más de sal, le añadimos la perdiz deshuesada y aliñamos con cuatro o cinco cucharadas del escabeche que teníamos reservado, nuestra mezcla de ajo, aceite y perejil, y espolvoreamos con un poco de comino. Removemos bien y dejamos a nuestra ensalada de garbanzos reposar un rato. A la hora de servir lo adornamos con un poco más de perejil y un hilo de aceite de oliva rico.
.
.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails