25 de abril de 2011

ARROZ CALDOSO

Arroz caldoso vigiliante de la playa
Receta de arroz caldoso

Entre la que estaba cayendo este año con las lluvias y el muermillo consustancial a estos días semanasanteros de pasión y sufrimiento, lo que menos me apetecía esta vez era zamparme un potaje de vigilia. Que está muy rico y contra el que no tengo nada en contra, pero es que con los garbanzos arropados de oscuras espinacas y acompañados de bacalao, que no deja de ser un pez tutankamónico y momificado, parece que te estás comiendo a una beata. Con el respeto que le tiene uno a las beatas. Así que este año he decidido cambiar el menú y me he preparado una receta de vigilia laica. Vamos que si hay que abstenerse de comer carne, yo me abstengo, pero le pongo una nota de color. Así que en vez de garbanzos, me he pasado al arroz. A un arroz “vigiliante de la playa”, esto es, vigiliante porque es de vigilia y no lleva carne, y de la playa, porque lleva gambones. Y oye qué cambio. Potaje de vigilia, suena como a pecado, infierno y demonios cabroncetes hurgándote en los higadillos. A mal rollo. Pero arroz vigiliante de la playa, siendo canónicamente válido como arroz caldoso, suena a mar, a vacaciones, a trajes de baño rojos y ajustados, a chicas corriendo por la playa. Suena en suma a Pamela Anderson, que no sé si también es beata, pero desde luego es mucho más apetecible.

Ingredientes: 3 vasitos de arroz redondo Brillante, 1 brick de caldo de pescado, 4 alcachofas, 1 puerro, 6 gambones, sal, pimentón picante, aceite de oliva virgen extra.

Preparación: en una olla ponemos un poco de aceite y el puerro troceado a sofreír con el fuego medio. Vamos pelando, quitando la mitad inferior de las hojas y troceando las alcachofas, y las vamos añadiendo al sofrito. Cuando estén todas y hayan cogido un poco de color, le ponemos un poco de sal, un poco de pimentón (picante en mi caso, que me gusta), una vuelta y añadimos el caldo. Lo dejamos hirviendo unos minutos a fuego medio hasta que las alcachofas estén blandas, que es rápido. Añadimos los gambones pelados y troceados, un hervor y agregamos los tres vasitos de arroz redondo, previamente descompactados. Los tenemos al fuego tres minutos y lo retiramos. Lo dejamos reposar un poco y acabará de coger la consistencia adecuada y el arroz su punto. Servimos en el plato y, si queremos, adornamos con un poco de perejil.
,
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails