4 de abril de 2011

GARBANZOS CON ESPINACAS Y QUESO AZUL (espinacas blues)


Garbanzos con espinacas

Receta de garbanzos con espinacas y queso azul

Gastronómicamente hablando “blues” sería, por ejemplo, estar en un callejón de Menphis comiéndote unas espinacas hervidas. Si el “blues” es tristeza no se me ocurre algo más triste que comerse unas verduras así tal cual, como si estuvieras en plena operación bikini o tuvieras complejo de Popeye. Pero bueno, como el de hoy es “blues blanco”, que es un poco distinto, vamos a darle a las espinacas una segunda oportunidad y un poco de alegría. De entrada vamos a mezclarlas con unos garbanzos. Los garbanzos ya son otra cosa. Los ves así gordillos y dicharacheros y ya no es el muermo de las espinacas. Los garbanzos musicalmente serían más como una de esas bandas de Nueva Orleáns, que van con el bombo y el trombón tocando detrás de los entierros. Del entierro de unas espinacas que murieron de aburrimiento, por ejemplo. Pero esto no va a quedar aquí. Para redondear nuestra receta de Espinacas Blues, vamos a ponerles un poco de queso, de queso blue, por supuesto. Ya no son hipocalóricas, ni valen para la operación bikini, pero te digo una cosa. El día que Olivia engordó un poco a Popeye ya no le hicieron falta las espinacas.

Ingredientes: 1 bote de los de cristal de garbanzos con espinacas (en el Dia se pueden encontrar), 1 cuña de queso azul, 1 diente de ajo, aceite de oliva virgen extra, pimentón picante, perejil y sal.

Preparación: en una sartén amplia ponemos a dorar, en un poco de aceite, el diente de ajo picadito. Cuando coja un poco de color le añadimos el contenido de nuestro bote de espinacas con garbanzos, bien lavado y escurrido. Le ponemos sal y que se vayan haciendo un poco, removiendo de vez en cuando y con el fuego no muy fuerte. En un cacillo ponemos nuestra cuña de queso blue con un poquito de leche a fundir. Cuando veamos que los garbanzos empiezan a ponerse saltarines y están hechitos, les ponemos un poco de pimentón (yo picante) removemos un poco y los echamos en una cazuela o el plato donde los vayamos a servir. Le ponemos el queso fundido por encima y adornamos con un poco de perejil picado. Como diría Van Morrison, gloria.
.
.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails