18 de abril de 2011

TARTA VIAJERA (de salmón y queso)

Tarta de salmón y queso
Receta de tarta de salmón y queso

Yo, desde que llegué a Ítaca (o a Cádiz, que es lo mismo) viajar, viajo poco. Para qué. No estoy ya en edad de andar drogándome con los lotófagos, ni trasnochando con Polifemo, ni oyendo cantos de sirenas hasta las tantas en un “after”. Yo ahora lo que más viajo es por el súper, conduciendo un carrito. Lo de pasear entre fregonas, garbanzos y san Jacobos congelados es un poquillo cutre, pero a mí me gusta. Y es que este viaje tiene hasta banda sonora y todo. Por ejemplo, los súper más pijos son muy de música clásica. Te venden las lechugas a ritmo de Mozart y claro, luego el precio es estéreo. Los supermercados más cutrecillos, no se complican la vida. Te enchufan la radio, y lo que toque. Que lo que toque, por alguna misteriosa razón suele ser siempre Andy y Lucas. Otros curiosos son los que solo tienen un disco. Bueno dos: uno de villancicos para Navidad, y otro para el resto del año, que se repite una y otra vez, día tras día y año tras año como si fuera un cuento de Borges. Pero bueno, pensando en los viajes, la receta de hoy es una receta muy portátil, esa que, por ejemplo, te saca del apuro cuando alguien hace una comida de esas en las que cada invitado lleva algo y no sabes qué llevar. La típica receta que se hubiera llevado Ulises a Troya en la tartera.

Ingredientes: 1 tarta de queso envasada al vacío (zona refrigerados), 1 paquete de salmón ahumado, 1 bote de salsa de yogur, cebollino.

Preparación: con cuidado para que no se rompa, vamos a cortar la tarta de queso en capas. En tres por ejemplo. Si la tarta es pequeña (que las hay) pues mucho más fácil. Luego, en un plato, ponemos una de las capas de tarta, le ponemos salsa de yogur y salmón ahumado, cortado en tiras pequeñas para que luego se coma más fácil. Otra capa de tarta, más salsa de yogur y más salmón, y así hasta completar. Cubrimos la parte superior y los laterales con más salsa de yogur y adornamos con lechuguilla y unas hojillas de cebollino enrolladas con un poco de salmón, puestas por encima. Si tenéis a mano, unas alcaparras no van a irle mal tampoco. Dulce de la tarta, salado del salmón, acidillo del yogur...¿qué no da hambre?
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails