25 de mayo de 2011

ARROZ CON CHAMPIÑONES (el Club de los Champiñones Muertos)

Arroz con champiñones
Receta de arroz con champiñones al ajillo

Debo estar aquejado de algún trastorno compulsivo de esos raros que hay por ahí, porque cada vez que veo una bandeja de champiñones en el súper, no puedo resistir la tentación de cogerla. Me supera. Y se viene conmigo a casa, muy mansa ella, como un perrillo abandonado que hubiera encontrado en el súper. Y eso está bien. Lo malo es que luego la dejo en la nevera. Y el tiempo pasa. Y el lustroso champiñón en laminillas, aquejado de esa melancolía enfermiza que aqueja a algunos hongos, me va cogiendo muy mala cara. Y yo me digo, de mañana no pasa. Pero pasa, porque nunca veo el momento o nunca tengo una idea clara de qué hacer con ellos. Y da lástima, sobre todo cuando un día abres la nevera y descubres que los champiñones se han arrugado y ennegrecido, y son ya más momias egipcias que campestre producto. Un horror. Sobre todo porque luego por la noche tengo pesadillas y veo champiñones muertosvivientes que salen del vertedero y buscan venganza; champiñones vampiro que llaman pálidos a mi ventana de madrugada; champiñones monstruos mutantes que se esconden debajo de mi cama y me tiran de las sábanas. La última vez, mientras los enterraba, respetuoso pero avergonzado, en el cubo de la basura (y sintiéndome un poco ridículo, porque en pleno ataque de culpabilidad les puse de despedida el Réquiem de Mozart y un palillo clavado en el pecho para que no salieran de sus tumbas a vengarse) me prometí a mi mismo no tener que volver a pasar por semejante trance. Nació así esta sencilla receta, para darles vidilla a los champiñones sin líos ni complicaciones. Era eso o el psiquiatra, y creo que este arroz con champiñones me sale más barato.

Ingredientes: 1 bandeja de champiñones cortados en láminas, de las del súper, 1 vasito de arroz Basmati Brillante, ajos, 1 cayena (guindilla roja pequeña), aceite de oliva, sal y perejil.

Preparación: lo primero es lavar los champiñones y reservarlos. En un vaso ponemos abundante ajo picado, perejil, aceite de oliva del rico, removemos y lo dejamos reposando. En una sartén ponemos un par de cucharadas de nuestra mezcla de aceite, ajo y perejil, junto con la cayena. Cuando comience a coger color el ajo, añadimos los champiñones escurridos removemos bien y dejamos que vayan haciéndose. Primero soltarán líquido y luego comenzarán a coger color. Añadimos un poco más de nuestra mezcla con ajo, le ponemos sal, removemos bien y dejamos que acaben de hacerse. Cuando veamos que tienen una pinta atractiva, añadimos el arroz, un poco más de sal y dejamos que se haga durante un par de minutos, removiendo con frecuencia. Servimos en un plato y adornamos con un poco más de nuestra mezcla de ajoaceite, y unos granitos de sal gruesa.

Nota 1: si se le quieren añadir unos taquitos de jamón a la preparación, tampoco va a estar malo.

Nota 2: es importante localizar y quitar la cayena antes de servir, que luego te la comes despistado y pasas un rato regular.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails