9 de mayo de 2011

QUÉ EMPANADILLA LLEVO (al campo)

Empanadillas de tapenade
Receta de empanadillas de tapenade

El campo es un lugar maravilloso si uno es hormiga. Supongo, porque aunque muchas veces me he sentido como tal, nunca he sido hormiga. Pero vamos, ellas parecen felices, deambulando entre hojarasca, de un lado para otro, como ejecutivos atareados en la hora punta. Y digo lo del campo y los insectos porque cada vez que se me ha ocurrido hacer un arroz en plena floresta, no sé por qué extraña circunstancia, todas las hormigas de cien mil kilómetros a la redonda, convergen de repente en los aledaños de mi guiso. Qué buena pinta tiene ese arroz negro, me dice la gente. Y eso sube mi ego y autoestima, pero hasta cierto punto, sobre todo porque lo que estoy haciendo no es arroz negro, sino paella. Lo negro son hormigas. Es más, lo sirves en un plato y los granos negros se dan a la fuga. Y se llevan las gambas, que es peor. Hormigas gorronas y aficionadas al marisco. Como muchos amigos que uno tiene, pero en pequeñito. Pero eso no va a impedirme comer en el campo, así que la próxima vez, en vez de arroz, voy a llevarme una tartera con estas empanadillas que os voy a contar. Las que quiera comerme y una más. Para las hormigas, que les he cogido cariño.

Ingredientes: 1 paquete de masa para empanadillas, 1 bote de aceitunas negras sin hueso, 1 bote de alcaparras, 1 lata de anchoas, 1 diente de ajo, limón, aceite de oliva virgen extra.

Preparación: en un recipiente para batir, echamos las aceitunas negras escurridas de líquido, un puñado generoso de alcaparras, 8 anchoas, el diente de ajo troceado, un poquito de limón y un poco de aceite del rico. Batimos con la minipimer (batidora en lenguaje actual) hasta hacer una pasta. Cogemos las obleas para empanadillas, las rellenamos con nuestra pasta de aceitunas, las sellamos bien presionando con los dientes de un tenedor, y las metemos en el horno, precalentado a 200 grados, durante diez minutos o hasta que las veamos doradillas y guapas. Unas empanadillas muy diferentes a las habituales, deliciosas y de lo más campestres.

Nota: El relleno es una receta francesa que se llama tapenade (hecha a mi estilo impostor, claro). No la había visto hecha en empanadillas y la verdad es que quedan fantásticas.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails