17 de octubre de 2011

ALUBIAS CON CHORIZO INSTANTÁNEAS (O CASI)

Alubias con chorizo
Receta de alubias con chorizo

Hace un par de semanas saqué aquí en el blog una receta de espaguetis con mejillones picantes, dedicada a recién emancipados, compartepisos, erasmus y otras tribus estudiantiles. La cosa es que desde entonces no han parado de llegarme mensajes pidiéndome más. Y si sólo fuera eso, pues ya veríamos. Pero es que últimamente los veo también en la puerta del súper. Son estudiantes hartos de pizzas congeladas y están ahí con una tartera, mendigando unas cucharadas de algún guisote rico y caliente que llevarse al plato. Y eso conmueve. Así que como la cocina impostora es ante todo un servicio público, no he tenido más remedio que tomar medidas. Pero la cosa no era fácil. Se trataba de ingeniarse un guisote en condiciones, que se hiciera rápido y fuera muy fácil de hacer. Todo un reto. Pero creo que finalmente esta receta de “Alubias con chorizo instantáneas” va a resolvernos la papeleta muy dignamente. Es barata, es insólitamente rápida para ser un guiso y se hace con tres cosillas de la tienda de la esquina. A partir de ahora si los estudiantes siguen mendigando en la puerta del súper, es por vicio.

Ingredientes: 1 bote de alubias blancas, 1 paquete de taquitos de chorizo, 1 sobre de sopa de cebolla, 1 diente de ajo, pimentón picante, aceite de oliva y 1 vaso de agua.

Preparación: En una olla con un poco de aceite ponemos el diente de ajo picado, a coger color. Cuando veamos que empieza a dorarse le añadimos los taquitos de chorizo. Una vuelta y que se frían un poco. Le ponemos un poco de pimentón picante, removemos, y le añadimos el vaso agua. Cuando hierva, ponemos el contenido del sobre de sopa de cebolla. Removemos con la cuchara hasta que se mezcle bien y añadimos las alubias del bote, tal cual. Cuando vuelva a hervir, las dejamos cinco minutos a fuego suave, removiendo de vez en cuando con una cuchara para que no se peguen. Si vemos que se nos queda sin agua, le añadimos un poco más y listo. Pasados los cinco minutos, están listas. Las servimos en el plato y, si nos apetece, las espolvoreamos con un poco de perejil picado. Si no, ni eso. La sopa de cebolla le aporta una consistencia estupenda y el resultado es sorprendente.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails