7 de noviembre de 2011

PATATAS CON ALMEJAS

Patatas con almejas
Receta de patatas con almejas

Estaban el otro día en la radio hablando de lo que comen los políticos durante la campaña y estaba pensando yo que lo ideal sería que los políticos en campaña no comieran. Nada. Así, oye, dirían lo que tuvieran que decir y vencidos por el hambre, acabarían rapidito. Es una fórmula. Ahí la dejo. Pero vamos, que es que la cosa va hoy de políticos, porque iba yo esta mañana paseando por el súper y al llegar a la pescadería he oído algo así como unos cantos de sirena. Y me he dicho, demonios ya están aquí los políticos haciendo campaña. Pero no puede ser, porque lo que dicen me suena sugerente y atractivo. Y claro, al final efectivamente no eran políticos, eran unas almejas que desde su camita de hielo en la pescadería, me miraban poniéndome ojitos, ojitos de almeja, muy coquetuelas ellas. Y claro, débil que es uno, me he dejado embaucar y las he comprado. La cuestión es que después de ese dispendio, y como no eran muchas y quería acompañarlas con algo, no iba a comprar merluza fresca o algún disparate carísimo de esos, así que me he dicho, esto con unas patatas de bote y algún truquillo va que chuta. Y así ha nacido la receta que os traigo hoy. Unas ricas patatas con almejas que sin duda van a hacer un papel estupendo en el hemiciclo de vuestros satisfechos estómagos.

Ingredientes: 1 bote de cristal de patatas precocinadas, 400 gr. de almejas (podrían valer de lata), cebolla, 1 diente de ajo, 1 paquete de rúcula de los del súper, aceite de oliva virgen extra, 1 limón y sal

Preparación: cocemos las patatas de bote durante dos minutos en agua hirviendo con sal, para quitarles el saborcillo a envasado. Las dejamos enfriar un poco (aunque si no te importa quemarte, no tienes por qué esperar) y las vamos cortando en lonchas y poniéndolas en un bol. Cortamos media cebolla en juliana y la añadimos también. Regamos todo con el zumo de un limón (o lima, si te gusta más) y un poco de aceite rico, mezclamos y lo dejamos macerando un rato. Por otro lado, ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite, añadimos el diente de ajo picado y cuando empiece a coger color, echamos las almejas, que si son frescas habremos enjuagado previamente en agua sal un par de veces para quitarles la arena, y las tenemos a fuego fuerte hasta que veamos que se abren bien. Volvemos al bol en que teníamos macerando las patatas, le añadimos un puñado de rúcula, le ponemos sal, mezclamos bien, y echamos las almejas calentitas por encima. Unas patatas con almejas como para sacarlas de paseo al parque.
.
.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails