29 de noviembre de 2011

FABADA A MUERTE EN COCINA FUSIÓN (nuevo libro)

Bueno, ha costado lo suyo pero finalmente ya está aquí. Se trata de mi nuevo libro, "Fabada a muerte en Cocina Fusión". Un libro bastante peculiar porque es de cocina, pero no es un libro de recetas. Es una señora novela con su planteamiento, su nudo, su desenlace y todas sus cosas. Una gastronovela, podríamos decir. De hecho mis osados editores de la Compañía Oriental de la Tinta (esta vez más osados que nunca, atreviéndose a publicarla) la definen así:
"Un libro con espías, latas criminales, persecuciones, cadáveres, rubias guapas, peleas, una inquietante fabada gigante y muchos cocineros de vanguardia. Todo en el marco de Cocina Fusión, un evento gastronómico que reúne a algunos de los mejores chefs del mundo. Y en medio Falsarius Chef, con su inconfundible humor disparatado y surrealista."
Yo, por mi parte, me he quedado contento. Creo que es un libro divertido, simpático y muy Falsarius, por así decirlo. La cosa es que ya está a la venta y podéis encontrarlo en sitios como el Corte Inglés, la Fnac, la Casa del Libro, Amazon y en un montón de librerías. En cualquier caso, si el librero de tu barrio no lo tiene, puede pedirlo a la distribuidora (Udl Libros) y será rápidamente atendido.
Pues eso, si os animáis a leerlo, ya me contaréis.

Editorial: COMPAÑÍA ORIENTAL DE LA TINTA
Autor: Falsarius Chef
ISBN: 978-84-937405-6-6
Precio con IVA: 18.00 €
.
.
Si quieres leer el inicio de la novela puedes hacerlo AQUÍ
,
.

28 de noviembre de 2011

TIRAMISÚ FÁCIL DE BELÉN

tiramisú fácil
Receta de tiramisú fácil

Esto de los concursos radiofónicos me va a llevar a mí a la obesidad sin paso previo por “llenito”, “corpulento”,”desparramado de michelines” ni ninguna de esas fases intermedias de la gordura. Habían llegado tantas y tan apetitosas recetas impostoras para el concurso mensual que no me decidía sobre la ganadora, así que el viernes hice las tres finalistas. Que resultaron ser tres postres. Y yo que soy genéticamente incapaz de tener un postre hecho y no comérmelo, pues eso, acabé hecho un elefante marino retozón. Fue una tarde horrible, casi se me quitan las ganas de cenar. Pero bueno, malévolos enlorzamientos a parte, que para eso van con el cargo, la cosa no estuvo tan mal. Más que nada porque los postres estaban estupendos. Qué nivelón impostor. Al final me decidí por la receta de Belén Berlanga, que me sorprendió con un tiramisú muy suyo, que va solventando carencias sobre la marcha: que no hay queso mascarpone, pues queso Philadelphia, que no hay bizcochos de soletilla, pues sobaos, en un plan muy adecuadamente impostor que me dejó intrigado. Total que lo hice y estaba buenísimo. Así que al final yo encantado. Eso sí, siempre que el programa me deje pasarle la facturas de Corporación Dermoestética o algún sitio de esos, que el sábado tuve que ir a currar con un pantalón de chándal que era lo único que me entraba. Y ajustadito.

Ingredientes: 1 paquete de sobaos (yo he usado 8), leche condensada, 1 copita de ron,  200 mililitros de café, 1 brick pequeño de nata para montar, queso Philadelphia, leche, un poco de café soluble y otro poco de cacao en polvo (Colacao vale).

Preparación: en un vaso de batir ponemos el contenido del brick de nata para montar, le añadimos una cucharada de azúcar y la montamos con la batidora (que es muy fácil, que solo es meter la batidora y darle y sale estupendamente). Siguiendo las instrucciones de Belén, cuando esté montada le añadimos una cucharada generosa de queso Philadelphia y volvemos a mezclar. Reservamos. Por otro lado en un plato hondo mezclamos leche condensada con café que hayamos preparado y un poco de licor, ron por ejemplo. Empapamos los sobaos en el líquido y los vamos poniendo en un recipiente en plan capa de sobaos, capa de nata, capa de sobaos, capa de nata y decoramos con un espolvoreado de Colacao. A la nevera a enfriar bien. Un tiramisú muy sui generis pero rico, impostor y muy de andar por casa.

.
.

24 de noviembre de 2011

GARBANZOS FRITOS CON ZAMBURIÑAS

Garbanzos fritos con zamburiñasReceta de garbanzos fritos con zamburiñas

A mí hay días en que el otoño me pone melancólico. A ver, entiéndeme, tristón sin más, no de perder el hambre ni nada de eso. Nada que no pueda solucionarse con un vasito de vino. O dos. Pero claro, el vino así a palo seco, como que no. Ya que es en plan medicinal y lo voy a utilizar como un antidepresivo natural y ecológico, habrá que acompañarlo con algo. Y que mejor para acompañar el vino que un plato de garbanzos. Suena un poco basto, pero tiene su explicación científica. Que no es por chulearme pero es que los garbanzos contienen un aminoácido llamado triptófano que es esencial para la liberación de la serotonina, y tiene unos claros efectos antidepresivos. Claro el vino y los garbanzos sin pasarnos, que lo que nos faltaba era estar gordos y borrachos, además de deprimidos. No es plan. Pero vamos, que con la receta de hoy no hay problemas. Nos vamos a zampar unos garbanzos fritos con tomate, que vamos a hacer con unas zamburiñas, animalillo acuático muy animoso, que nunca defrauda.

Ingredientes: 1 bote de cristal de garbanzos cocidos, 1 lata de zamburiñas en salsa de vieras, 1 tomate, 1 cebolla, 1 diente de ajo, aceite de oliva virgen extra, perejil y sal.

Preparación: en una sartén amplia con aceite caliente ponemos el diente de ajo picado. Cuando empiece a coger color le añadimos la cebolla también picada y la dejamos hacerse hasta que esté doradita. Le ponemos sal y añadimos el contenido del bote de garbanzos bien lavado. Removemos bien y los dejamos hacerse, mezclando de vez en cuando, hasta que empiecen a coger color y a saltar de la sartén como queriendo escapar a su triste, pero noble, destino de garbanzo frito. En ese momento le agregamos el tomate que habremos rallado previamente (o en su defecto un botecillo de esos de Tumaca, que viene preparado para untar en pan). Dejamos que se haga un poco el tomate, mezclándolo bien, poniéndole un poco de perejil picado y, si acaso, añadiéndole un pelín más de sal. Para rematar, añadimos a nuestros garbanzos fritos el contenido de la lata de vieras, removemos con cuidado de que no se rompan, las dejamos calentar un poco y listo.
.
.

21 de noviembre de 2011

GUISOTE DE ARROZ CON PUERROS, PATATA Y BERBERECHOS



Receta de arroz con puerros y berberechos

Me encanta ir al súper por la mañana. Va uno andando por esos pasillos majestuosos, flanqueado de latas como columnas de un palacio de hojalata del que fueras emperador, empujando tu carrito lleno de ricas viandas, con el aire acondicionado dándote en el rostro y sintiéndote el rey del mundo en la proa de un Titanic lleno de vasitos de arroz y botes de garbanzos, y vas escuchando esas musiquillas de fondo que suenan por los altavoces como un himno que le hubieran compuesto a tu hambre, y la vida y los problemas se ven con un cierto distanciamiento. Allí parece que las cosas tienen sentido y que entre alcachofas, latas de mejillones o paquetes de fideos cabellin nada malo puede pasarte. Bueno, igual que vayas a pagar y que la cajera sea la Merkel, pero vamos que por muy trabajadores que digan que son los alemanes, ser cajera de súper en Cádiz por la mañana y canciller alemán por la tarde, no tiene mucho sentido. Más que nada por la pasta que te gastas en aviones. No te sale a cuenta. Oye, casi mejor.

Ingredientes1 vasito de arroz Redondo Brillante (de los de calentar en microondas), 1 lata de berberechos, 1 puerro grandecito, 1 patata, 1 brick de caldo de pescado, 2 dientes de ajo, sal, aceite de oliva virgen extra.

Preparación: en una olla con un poco de aceite caliente, ponemos un par de dientes de ajo enteros y un poco aplastados. Los dejamos hacerse un poco y añadimos el puerro troceado. Le damos una vuelta y mientras nos coge color, pelamos una patata de buen tamaño y la añadimos cascando los trozos. Otra vueltecilla, le añadimos un poco de sal y agregamos el contenido de nuestro brick de pescado. Lo tenemos hirviendo a fuego medio hasta que esté la patata blandita y añadimos entonces nuestro vasito de arroz Brillante, descompactándolo con la mano, y el contenido de nuestra lata de berberechos. Removemos bien y en un par de minutos lo tenemos listo nuestro guiso de arroz con puerros.


Guisote de arroz con berberechos
.
.

13 de noviembre de 2011

FIDEOS CON LANGOSTINOS (ahora también en vídeo)



Receta de fideos con langostinos

Con este fastuoso guisote de fideos con langostinos, inauguramos una nueva serie de vídeos en la que, con la ayuda de Gas Natural echándonos una mano para producirlos, vamos a ir recuperando algunas de las recetas que más han gustado y grabándolas en formato vídeo. Me quito así el traumilla de ver varias recetas chulas que no tenían su vídeo correspondiente. Y además estrenando cocina de gas, que ya tenía yo ganas de volver a cocinar con fuego de verdad. Vamos, que encantado de la vida. Espero que os guste.

Ingredientes tres raciones (dos generosas): 1 brick de caldo de paella Aneto con sofrito (este en concreto porque es denso y va a evitarnos hacer un sofrito aparte), fideos “cabellín” (del finito) entre 90 y 100 gramos, 8 gambones (que podrían ser langostinos como en el título, pero que son gambones, que es lo que tenía) y un poco de sal.

Preparación: en una cacerola ponemos a calentar el contenido de nuestro brick de caldo. Cuando hierva, añadimos los fideos (unos diez puñaditos, nueve para los comen sales y uno para las ánimas del Purgatorio, como decían las abuelas) y nuestros gambones, previamente descongelados y pelados, partidos en pedazos. Añadimos un poco de sal, removemos y cuando los fideos estén, está el guisote. Para qué currar más, si así queda perfecto.

.
.
Fideos con langostinos

.
.
.

7 de noviembre de 2011

PATATAS CON ALMEJAS

Patatas con almejas
Receta de patatas con almejas

Estaban el otro día en la radio hablando de lo que comen los políticos durante la campaña y estaba pensando yo que lo ideal sería que los políticos en campaña no comieran. Nada. Así, oye, dirían lo que tuvieran que decir y vencidos por el hambre, acabarían rapidito. Es una fórmula. Ahí la dejo. Pero vamos, que es que la cosa va hoy de políticos, porque iba yo esta mañana paseando por el súper y al llegar a la pescadería he oído algo así como unos cantos de sirena. Y me he dicho, demonios ya están aquí los políticos haciendo campaña. Pero no puede ser, porque lo que dicen me suena sugerente y atractivo. Y claro, al final efectivamente no eran políticos, eran unas almejas que desde su camita de hielo en la pescadería, me miraban poniéndome ojitos, ojitos de almeja, muy coquetuelas ellas. Y claro, débil que es uno, me he dejado embaucar y las he comprado. La cuestión es que después de ese dispendio, y como no eran muchas y quería acompañarlas con algo, no iba a comprar merluza fresca o algún disparate carísimo de esos, así que me he dicho, esto con unas patatas de bote y algún truquillo va que chuta. Y así ha nacido la receta que os traigo hoy. Unas ricas patatas con almejas que sin duda van a hacer un papel estupendo en el hemiciclo de vuestros satisfechos estómagos.

Ingredientes: 1 bote de cristal de patatas precocinadas, 400 gr. de almejas (podrían valer de lata), cebolla, 1 diente de ajo, 1 paquete de rúcula de los del súper, aceite de oliva virgen extra, 1 limón y sal

Preparación: cocemos las patatas de bote durante dos minutos en agua hirviendo con sal, para quitarles el saborcillo a envasado. Las dejamos enfriar un poco (aunque si no te importa quemarte, no tienes por qué esperar) y las vamos cortando en lonchas y poniéndolas en un bol. Cortamos media cebolla en juliana y la añadimos también. Regamos todo con el zumo de un limón (o lima, si te gusta más) y un poco de aceite rico, mezclamos y lo dejamos macerando un rato. Por otro lado, ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite, añadimos el diente de ajo picado y cuando empiece a coger color, echamos las almejas, que si son frescas habremos enjuagado previamente en agua sal un par de veces para quitarles la arena, y las tenemos a fuego fuerte hasta que veamos que se abren bien. Volvemos al bol en que teníamos macerando las patatas, le añadimos un puñado de rúcula, le ponemos sal, mezclamos bien, y echamos las almejas calentitas por encima. Unas patatas con almejas como para sacarlas de paseo al parque.
.
.
Related Posts with Thumbnails