16 de enero de 2012

ARROZ PICANTE CON COCO (bueno, vale, y langostinos)

Arroz picante con coco
Arroz picante

Queda atrás la Navidad pero nos deja indeleble recuerdo. No sé si de amor, paz y cosas de esas, pero desde luego un contundente recuerdo de michelines y de kilos de más. El kilo de más ha sido el regalo estrella de estas fiestas. De hecho a mi este año los reyes me han traído una sorpresa que no había descubierto hasta ahora: una barriga supletoria en la espalda. Un espanto. Porque a la barriga normal ya estaba uno acostumbrado y cuando es menester (en presencia de una chavala guapetona o similar) sabes cómo camuflarla, cogiendo aire y metiendo tripa, pero ¿cómo narices se esconden esos michelines espalderos? Eso es antinatural. Y no hay forma de hacerlo desaparecer. He probado hasta a ponerme en la espalda el Boletín Oficial del Estado, el puñetero B.O.E. que como lo está adelgazando todo igual funcionaba. Pero ni así. Moraleja. Habrá que recurrir a los clásicos. Me refiero a comer menos, no a Platón. Y puestos en esa tesitura me he preparado yo hoy un arroz picante con coco, cuya intrínseca sobriedad he compensado con un puñadito de ricos langostinos congelados que tenía en la nevera. De hecho, ahora que lo pienso, lo único bueno que me había dejado la Navidad.

Ingredientes: 1 vasito de arroz para microondas, 1 Actimel sabor coco, 2 cayenas (guindillas picantes pequeñas), 1 bote de brotes de soja, unos langostinos congelados, cilantro, aceite de oliva virgen extra.

Preparación: en una sartén ponemos un poco de aceite con un par de cayenas. Que se hagan un poquito y añadimos los langostinos, descongelados y pelados y un puñado de brotes de soja. Cuando cojan un poco de color, añadimos el arroz, previamente sacado del envase y descompactado para que esté suelto, y un puñado generoso de cilantro picado en grande. Le damos una vuelta, dejamos que se caliente y le echamos por encima un chorreón generoso de Actimel de coco. Vamos removiendo hasta que el arroz lo absorba y listo. Un arroz picante exótico, sorprendente y muy fácil de hacer, que las dietas le dejan a uno debilitado y no estamos para esfuerzos innecesarios.
.


      

.
.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails