23 de enero de 2012

PERRITO CALIENTE A LO POLÍTICO CORRUPTO

Perrito caliente
Receta de perrito caliente

Anoche tuve una dramática experiencia gastronómica. Algo que pasa mucho y que da un montón de rabia. Que te quieras comer un perrito caliente y no tengas el adecuado bollito perritocalientero. Tú abres la nevera, ves las salchichas allí, orondas y felices, flanqueadas por tu bote de ketchup rojo y tu bote de mostaza amarillo, y el gordo ansioso que todos llevamos dentro se activa automáticamente y le dice a tu cerebro que necesitas un perrito caliente, pero ya. Y cuando estás lanzado y relamiéndote por anticipado, caes en la cuenta de que no tienes el bollito de pan adecuado. Y cómo fastidia. Puedes ponerlo en pan normal de bocadillo y está rico, pero no es lo mismo. No te digo ya entre dos rebanadas de pan de molde, que queda patético. El perrito tiene que ir en un pan ajustadillo, que le calce como un guante. Y allí estaba yo desolado cuando de repente, me quedé pensando en el pan de molde y se me ocurrió una solución. ¿Qué tal si envuelvo la salchicha con una flexible rebanada de pan de molde, untadilla en mantequilla y lo tuesto todo al horno? Oye, y problema solucionado. Me quedó un perrito caliente de lo más político corrupto. Como algunos que yo me sé,tiene un exterior muy vistoso que esconde dentro a un pedazo de cerdo.

Ingredientes: pan de molde, 1 paquete de salchichas (mejor grandecitas), mostaza, mantequilla y ketchup si se tercia y nos apetece.

Preparación: cogemos una rebanada de pan de molde y la untamos cuidadosamente de mantequilla por una cara. Le damos la vuelta y la untamos de mostaza. Cogemos una salchicha, le hacemos unos cortecillos con un cuchillo para que se haga mejor, la ponemos sobre el pan de molde (zona mostaza) y procedemos a enrollarlo cubriendo la salchicha por completo. Si no cierra bien lo aseguráis con un palillo que, cuando esté hecho aunque lo quitéis se va a mantener cerrado. Preparamos de esta forma todos los perritos que nuestra gula requiera y los metemos en el horno precalentado a 180 grados. Los tenemos ahí hasta que el pan coja un aspecto tostadillo apetecible.. Luego los adornamos con un toque de ketchup si nos gusta y a zampar. Perfecto para los días en que te apetece un perrito caliente y no tienes el bollito adecuado, que suele ser siempre.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails