6 de febrero de 2012

GARBANZOS CON COSTILLAS (a la "dolce far niente")

Garbanzos con costillas

Receta de garbanzos con costillas

Es curioso. Gracias a la ola de frío hablar del tiempo ya no es exclusivo de cuando coincides con alguien que no conoces de nada en el ascensor. En estos días se habla del frío en todos lados, lo que teniendo en cuenta que estamos en pleno invierno es indicativo de que o tenemos pocos temas de conversación o de que el cambio climático nos está volviendo unos frioleros y nos hemos acostumbrados a inviernos templadillos, en plan light como gustan ahora las cosas. Se está volviendo todo tan global y a la moda que queremos hasta inviernos bajos en frigorías. Pues muy mal, oiga, que el frío también tiene su encanto para algunas cosas. Sin ir más lejos para darse a los reconfortantes guisotes, para meterse un chute de legumbres calentitas bien acompañadas de rotundos embutidos, tocinazos y carnazas. Que luego llega el calor y no salimos del gazpacho y la ensalada tan sanos, tan dietéticos y tan aburridos ellos. Aprovechemos gozosamente la excusa del frío para entregarnos a la lujuria gastronómica y enfangarnos en la gula de las calorías sin culpabilidades. Y ya puestos en este plan yo en la receta de hoy me voy a poner un abrigo de garbanzos, con unas costillas a modo de bufanda al que no hay frío que se le resista.

Ingredientes: 1 bote de cristal de garbanzos, 1 paquete de costillas de cerdo del súper (medio kilo más o menos), 1 calabacín, 1 lata de cebolla frita pequeña, 1 sobre de Directo al horno “costillas”, perejil.

Preparación: precalentamos el horno a 200 grados. Abrimos la bolsa de plástico que viene en el Directo al Horno y metemos dentro las costillas (si queremos separadas por piezas, que se cortan fácil), lavamos el calabacín, lo cortamos en rodajas y lo metemos también. Lavamos los garbanzos de bote, los escurrimos bien y para adentro. Metemos también el contenido de nuestra lata de cebolla frita, echamos por encima el preparado para costillas que viene en el sobre, lo cerramos con la piececilla que trae, lo removemos bien para que se distribuya adecuadamente el condimento y, sin más, lo metemos al horno 1 hora. Más fácil imposible. Luego se saca, se sirve en una bandeja y se espolvorea con perejil picado. Quedan unos garbanzos con costillas muy en su punto y sorprendentemente ricos.
.
.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails