5 de marzo de 2012

TARTA DE GALLETAS Y CHOCOLATE

Tarta de galletas y chocolate
Receta de tarta de galletas y chocolate

Viéndose los indígenas americanos perdidos ya y en ruinas su imperio, se reunieron en secreto cónclave y pidieron a sus sacerdotes y hechiceros que tramaran la más terrible de las venganzas contra el blanco invasor. Durante varios días conspiraron sugiriendo el uso de los más poderosos venenos, de las más terribles maldiciones y las más rebuscadas torturas, pero nada les parecía bastante. La muerte era poco castigo para la felonía cometida por los invasores y los castigos en la vida ultraterrena les parecían muy lejanos (y vaya usted a saber que los dioses antiguos eran muy suyos y lo mismo te castigaban ferozmente por un quítame allá un hueso de aguacate, que te perdonaban el degollamiento de una tribu entera si la cosa les caía en gracia). El asunto parecía estar en un punto muerto, hasta que un anciano sabio les sugirió que usaran el chocolate. Y aunque suene extraño así lo hicieron. Y los conquistadores lo metieron en sus zurrones, lo cargaron en sus barcos y lo extendieron por todo el mundo civilizado. ¿Moraleja? Cuando te miras al espejo después de unos días de atracón de Tigretones, de un "mehevueltoloco" de brownies, o de una dieta antidepresiva de Häagen-Dazs de chocolate (o después de esta tarta de galletas y chocolate), lo que ves no son michelines. Es la maldita venganza de Moctezuma.

Ingredientes: 1 paquete de galletas Napolitanas Cuétara (es importante que sean napolitanas porque la canelilla que llevan es imprescindible en esta receta), leche, 1 tableta de chocolate negro, 1 tableta de chocolate con leche, 1 tableta de chocolate blanco.

Preparación: echamos leche en un plano hondo, lo justo para poder bañar en ella las galletas. Bañamos una a una y las vamos colocando en una fuente, de manera que se nos quede una base de galletas del tamaño y la forma que nos interese. Ponemos en un cazo unos trozos de chocolate negro y lo calentamos a fuego lento hasta que se deshaga, añadiéndole para que quede más manejable un poquito de agua, y una vez deshecho el chocolate negro extendemos una ligera capa encima de las galletas. Ponemos otra capa de galletas humedecidas y repetimos la operación con chocolate con leche. Otra capa de galletas (por galletas que no quede) y cubrimos con chocolate blanco. Rematamos con una capa final de napolitanas que adornaremos con un poco del chocolate que nos haya sobrado y un chorreoncito de chocolate blanco. Ya sólo queda dejar la tarta de galletas enfriar en la nevera un rato y listo.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails