11 de junio de 2012

LENTEJAS "QUINTO PINO"

Lentejas con champiñones

Receta de lentejas con champiñones

Lo primero dar las gracias a  todos los que el fin de semana anterior pasaron por la Feria del Libro de Madrid a saludarme y a que les dedicara el libro que acabo de sacar. Fuisteis un montón y de verdad que os lo agradezco mucho. Pero vamos al lío, que aquí venimos a comer y no a hacernos la pelota. Estaba yo pensando que con esto del buen tiempo (y de que la crisis no da para muchos restaurantes) es muy típico eso de irse a comer al campo en plan excursión. Yo siempre digo que el campo es un lugar maravilloso...si uno es hormiga. Pero bueno, si hay que ir se va. Yo cuando voy a comer al campo siempre me llevo unas latas. Para que no me pesen les pongo una mochilita y que me sigan andando, que en la despensa no dan ni golpe y acaban echando tripa. Por ejemplo, te llevas de excursión una latilla de lentejas guisadas y con unos champiñones que caces por el campo (bueno, o que compres en el súper) te haces una receta que veréis qué cosa más rica. Las famosas lentejas “quinto pino” (en el campo está todo lejísimos y no hay taxis), que son las que vamos a preparar hoy.

PD: si eres uno de esos banqueros a los que acaban de otorgar 100.000 millones de euros para dilapidarlos en créditos a los amiguetes y sueldos multimillonarios, quería comentarte que pese a lo que comúnmente se cree, los champiñones así preparados no van a ennegrecer tus cubiertos de plata. Ah, por cierto, y espero que se te indigesten.

Ingredientes: 1 lata de lentejas (en este caso Litoral “receta de la abuela”, que son estofadas, muy sencillas), una bandejita de champiñones en láminas del súper, 1 diente de ajo, 1 cayena (guindilla pequeña) unos taquitos de jamón, aceite de oliva virgen extra, sal, perejil.

Preparación: en una sartén con un poco de aceite, ponemos el diente de ajo bien picado acompañado de la guindilla a dorar un poco. Cuando vaya cogiendo color, añadimos un poco de jamón en taquitos pequeños. Poco, no vaya a ser que se nos cabree la prima de riesgo, que lleva muy mal lo de los derroches. Le damos una vuelta y añadimos un puñado de champiñones en láminas (no la bandeja entera que van  a ser muchos para una lata), bien lavados y un poco de sal. Mezclamos bien y los tenemos al fuego hasta que estén doraditos. Es el momento de abrir nuestra lata de lentejas y añadirlas al sofrito. Tan fácil como remover bien y dejar que se calienten a fuego suave hasta que hiervan un par de minutos. Servimos las lentejas con champiñones en el plato y espolvoreamos con un poco de perejil picado.
.
.
He comenzado a publicar en el Huffington Post. Si tenéis curiosidad por ver lo que hago allí podéis verlo pinchando AQUÏ

.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails