24 de diciembre de 2012

DRY MARTINI (masticado, no bebido...)

Dry Martini cóctel

Dry Martini

James Bond diría aquello de “Un martíni, por favor. Mezclado, no agitado” y le quedaría de lo más chulo. Nosotros vamos a ir un poco más lejos y lo vamos a pedir “masticado, no bebido”, que es ya la chulería suprema. Aprovechando día tan señalado como el de hoy, os presento este cóctel Dry Martín comestible, pinturero y molón, que no puede ser más fácil de hacer y que sin duda sorprenderá a vuestros despistados invitados navideños. Eso sí, os advierto de que coloca bastante. No lo digo para recomendar moderación, sino para que aprovechéis y os toméis uno en la cocina antes de sacarlo a la mesa. Que con estas cenas navideñas, suele hacer falta. Feliz Nochebuena y que os sea leve.

Ingredientes: 1 sobre de gelatina neutra Royal, 350 ml. de vermú blanco, 150 ml. de ginebra, 1 lata de aceitunas rellenas (cuanto más ricas sean las aceitunas, mejor)

Preparación: en una jarra poner los 350 ml. de vermú y los 150 ml. de ginebra. Con parte de esta cantidad, llenamos una taza en la que vaciamos el contenido de nuestro sobre de gelatina y lo disolvemos bien. Ponemos el resto del líquido a calentar al fuego. Cuando esté a punto de hervir, lo separamos del fuego y le añadimos el contenido de la taza con el preparado de gelatina, removemos bien y lo dejamos reposar un poco antes de usar. En una cubitera (mejor de silicona, para que luego sea más fácil desmoldar nuestro mini cóctel martíni) vamos poniendo una aceituna rellena pinchada en un palillo en cada hueco. Con cuidado, le añadimos nuestra alcohólica gelatina hasta llenar, y dejamos reposar un par de horas en la nevera. Luego sólo queda desmoldar y presentar nuestro Dry Martini como más nos guste. Eso sí, siempre bien frío.
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails