3 de junio de 2013

PINCHO DE CHORIZO CON PIMIENTOS

Pincho de chorizo

Lo que tienen los chorizos, que con la que está cayendo me cogen mala prensa. Que también es mala pata que hayamos elegido llamar chorizos a los corruptos, siendo este embutido una cosa tan deliciosa y entrañable. Anda que no había cosas que se les podían haber llamado a los trincones trincantes de bolsillo fácil y mano larga. Brócoli, pongo yo por caso. “Ese señor roba mucho, es un brócoli”, se podía haber dicho tranquilamente, y se hubiera puesto de moda y a nadie le hubiera importado un pimiento, porque al fin y al cabo el brócoli como tal, dejando de lado su artística presencia decorativa, no le gusta a nadie. Al menos yo no he visto nunca a nadie comerse un bocadillo de brócoli y he visto a mucha gente zamparse con deleite uno (o varios) de chorizo. Pero mientras la transición lingüística se produce y la Real Academia nos lo admite, yo voy a ir haciéndole un acto de desagravio a la memoria del rico choricillo de nuestras meriendas infantiles en forma de rico aperitivo impostor. Unos choricitos fritos con su remate verde de pimiento de Padrón, que es muy fácil de hacer y queda muy bueno. Y a los brócolis, que les vayan dando.



   
.
.

9 comentarios:

AniMayo dijo...

Este pincho le encantaría a mi padre! Son de esos que no hace asco a una buena tapa :P

Bss
Tunneando Blogger: Rediseña tu blog!
.

Charly Hell dijo...

Uy que rico y fácil. Aún recuerdo cuando en casa hacía mi madre los chorizos (yo tenía el honor de darle vueltas a la manivela de la máquina y luego atarlos). Qué bocatas luego, oiga!!! De lo que no guardo tan grato recuerdo es de hacer morcillas, cuando mi madre vertía aquella garrafa de sangre... ay que me mareo!!.
Ah, y para terminar, yo a los mangantes los llamaría "acelgos". "Aquel tipo ha trincado chorrocientos mil euros, menudo acelgo!!!"

Un saludo Falsarius!!

señorita mandarina dijo...

madre que cosa mas rica
http://senoritamandarina.blogspot.com/

Churretes dijo...

No se que tienen los embutidos...con lo ricos que están!!!
Estoy contigo en que podríamos haber usado que le den lechuga a esos brócolis, en lugar de que le den morcilla a esos chorizos, no??? Jajaja.
De cualquier forma, ese pincho pinta de rechupete.
Besos.
Raquel.

Graci-a dijo...

Mi operación bikini se ha quedado en operación túnica y este pincho me va que ni pintado para eso.

Gracias.

Eneko sukaldari dijo...

Brutal, maestro Falsarius. No se me ocurre otro calificativo.

Anónimo dijo...

Rico y fácil. De lo mejor.

The Thing dijo...

Interesante opción, a diferencia de la de cierto cocinero "internacional" que, en ánimo de hacerse más gallego que los que realmente lo somos, tuvo la idea de freir los pimientos de Padrón rellenos de queso tetilla...

Lo que sí haría con el queso tetilla (por hacerlo a la galaica, aunque cualquier queso que no sea curado, pero tampoco tipo Burgos, debería valer) es acompañar esta receta.

Claro que también la haría de otra manera. De esta forma puede quedar bien y es rápida, sobre todo rápida, pero yo optaría por la siguiente variación.

Los pimientos a la sartén, en abundante aceite o no acaban de freirse en mucho rato (o se te pasan por un lado y por el otro están crudos). Aquí hay distintas opciones, pero yo soy de los que prefiere que el pimiento esté bien hecho. No quemado, pero que empiece a coger un color levemente tostado. No es fácil de conseguir, porque el noble pimiento padronés tiene la manía de quedarse verde un buen rato, pero cuando se empieza a tostar, se tosta rapidísimo. Hay que pillarle el punto.

Y el chorizo, en cambio, lo haría al vino. Se supone que en cazuela de barro, se echa también un buen chorro de vino y al fuego que se va. Cuando esté caliente se le pone el chorizo y se deja hacer. Por supuesto, el vino tiene que ser blanco. Un albariño le viene que ni pintado, pero pero a un ribeiro tampoco se le hace ascos, faltaría más. De no haber nada de eso... pues lo que se pille a mano.

La diferencia está en que el vino va a dejar el chorizo con distinto aspecto al aceite, y con distinto sabor. Además de no llevar, obviamente, ese efecto "aceitoso". También es cierto que le va a llevar algo más de tiempo hacerse. Dependerá del chorizo y de la caña que le demos al fuego, claro. Tampoco mucho más, pero algo más.

Evidentemente, el pincho habrá que montarlo después, una vez que los pimientos hayan pasado por papel de cocina para reducir el aceite (el chorizo no lo va a necesitar, le basta con lo que se le pueda sacudir con la espátula al sacarlo del vino) y espolvoreado de sal, teóricamente gruesa.

Hay quien no usa papel y luego pasa un trozo de pan por el plato con los restos del aceite y la sal, pero eso ya es otro tema.

Lo dicho, se acompaña de un poco de pan y queso tetilla y en fin... sólo falta un buen albariño para acompañar una tapa bastante galaica.

Anónimo dijo...

que rico! ¿has probado a presentarlo en platos de pizarra? le dan un toque más natural a la comida! http://www.cupastore.com/
Saludos!

Related Posts with Thumbnails