23 de septiembre de 2013

BACALAO A LA VIZCAÍNA "MONOHUÉVIDO"

Bacalao a la vizcaína

Receta de bacalao a la vizcaína


En verano nada mejor que un súper. Te esperas a que esté la gente en la playa y te plantas en tu gran superficie favorita a hacer la compra con la fresca. Y con la fresca me refiero al aire acondicionado, no con una señorita de hábitos frívolos, aunque mire usted, tampoco tengo nada en contra de las frescas que en verano, como el aire acondicionado, son muy de agradecer. Bueno, y en invierno. Pero vamos, que yo a lo que voy al súper es a abastecerme de latas. Y con el tiempo libre que tiene uno en esos días de asueto, me puedo solazar entre los estantes en busca de latas un tanto insólitas que me puedan servir para mis despropósitos culinarios impostores. Y el descubrimiento de este año han sido las latas de bacalao a la vizcaína. Fue un amor a primera vista. Las descubrí allí solitarias, tímidas, medrosas, casi escondidas tras el pulpo en salsa, y nada más tenerlas en la mano supe que íbamos a hacer grandes cosas juntos. Así que decidí convertirlas en las protagonistas de esta nueva entrega de la Operación Tipazo. Y es que efectivamente, tras el verano, continuamos con esta serie de recetas antilorzas, que hacemos con la ayuda de Gas Natural, y que tan buenos resultados no venían dando. Que habéis (milagrosamente) adelgazado en las vacaciones, son recetas que os ayudaran a mantener en tipazo conseguido. Que habéis engordado (lo que es normal, porque vivir engorda) os facilitarán el recuperar la esbeltez perdida. Que ni lo uno ni lo otro, pues da igual porque no me canso de repetirlo: una buena receta de régimen es la que da envidia a los que no están a dieta. Que ustedes la disfruten

Ingredientes: 1 lata de bacalao a la vizcaína, 1 huevo, un paquetillo de tu bolsa de ensalada o hierbas varias favorita del súper, tomate frito, aceite, 1 diente de ajo, un poco de sal y unas hebras de azafrán.


Preparación: ponemos un cazo con agua a hervir. En una taza colocamos film transparente de ese de cocina, lo untamos con un poco de aceite, partimos un huevo y lo ponemos dentro. Cerramos el plástico haciendo una bolsita, lo atamos con un poco más de plástico en plan cordelillo con un nudo y lo echamos en el agua hirviendo. Cuatro minutos escasos y tendremos un huevo escalfado de manual. En una sartén ponemos un poco de aceite. Cuando esté caliente añadimos un diente de ajo picado y cuando empiece a coger color le añadimos un cucharada de tomate frito. Que se caliente un poco y con el fuego suave agregamos el contenido de nuestra lata de bacalao a la vizcaína, que habremos repasado un poco por si tuviera alguna espina, que a veces pasa, y al que habremos desmigajado porque nos va a quedar más chulo. Una vueltecilla y listo. Ahora es cuestión de montarlo todo. Se pone una base de bacalao, nuestro huevo escaldado encima, con la yemita adornada con unas hebras de azafran, y lo acompañamos con nuestros hierbajos favoritos (canónigo y rúcula en mi caso) aliñados como más os guste.



     
.
.

Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails