11 de diciembre de 2013

PASTA CON ESPINACAS

Pasta con espinacas

Receta de pasta con espinacas

No nieva, claro. Aquí en el sur donde vivo no nieva nunca, pero la de hoy es una mañana de invierno de las de manual. Con un sol cansado y bajo de forma, como convaleciente, que manda unos rayitos de sol débiles y apagados que dan casi más frío que calor. El suelo está lleno de hojas secas que revolotean aburridas y fuera de sitio, movidas por un suave viento del norte, esperando una escoba compasiva que les dé digna sepultura. Y de repente pasa. O igual sólo me pasa a mí que escondo un gordo hambriento agazapado en mi interior, siempre dispuesto a saltar. La cosa es que te imaginas un plato calentito, suave, humeante, con su poquito de queso y su chorrillo de aceite de oliva, que compense la doméstica desolación otoñal que tienes enfrente. Es como si se te colara un italiano pelmazo en la cabeza, y no pudieras pensar en otra cosa salvo en lo mucho que te apetece un plato de pasta. ¿Y quién soy yo para llevarle la contraria a mi cabeza? Decido hacerme un rico plato de pasta con espinacas y aparco la escoba. Las excusas tan sofisticadas que me invento a veces para no barrer.

Ingredientes: 1 paquete pequeño de pasta (en mi caso fideos gorditos, tipo fideuá, pero pueden serviros unos espaguetis, macarrones o similar), unos taquitos de jamón, un paquete de espinacas crudas, de las que vienen listas para usar del súper, 1 rulo de queso de cabra, 1 diente de ajo, cayena, aceite, sal.

Preparación: ponéis agua a calentar para cocer la pasta según las instrucciones del fabricante. Por otro lado, en una sartén con un poco de aceite, a fuego medio, poned un diente de ajo picado y una cayena (yo le he puesto además un par de tomates secos en aceite, pero porque estoy enviciado). Cuando empiece a coger color, añadís un puñado de taquitos de jamón, removéis y llenáis la sartén con espinacas. Tranquilos porque menguaran rápidamente. Cuando lo hagan, agregáis la pasta hervida y escurrida pero sin enfriar, ponéis un poco de sal y removéis. Bajamos el fuego y le ponemos unas rodajas de queso de cabra. Dejamos que se deshaga un poco y listo. Podéis presentar esta rica pasta con espinacas con un poco de perejil y un hilillo de aceite rico.


(Me han mandado para que pruebe un paquete de buyfresco, un servicio online de comidas en casa. Es una caja en la que vienen las recetas y los ingredientes que necesitas para hacerlas. Estoy probándolo y ya os contaré cómo me ha ido. Esta receta, aunque tuneada a mi estilo, es una de las que venían en el lote. Me ha gustado cómo quedaba, me parecía adecuadamente impostora y me he decido a ponerla)
.
.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails