8 de mayo de 2014

RECETA DE CHILI CON CARNE FÁCIL

Chili con carne fácil


Era mexicana ella, y acomodada rechula en su estantería del súper me miraba desde el fondo apasionado de sus ojos negros, invitándome a cantarle un corrido a la sartén. A subirnos en el carrito, como si fuera el tren de la revolución, y lanzarnos a engrosar la filas de la rebelión gastronómica. ¡Viva la lata! ¿Quién podría resistirse a la aventura? Como un gringo viejo me fui con ella y por la noche, frente al fuego, con el carrito mansamente aparcado junto a un cactus del desierto y con el aullido de los coyotes resonando en nuestros oídos, nació este tramposo chili con carne que hoy os presento. Pondrán precio a mi cabeza, en México me declararán persona non grata, y en breve habrá un Pat Garrett buscando convertirme en su Billy The Kid, pero habrá merecido la pena. Al final mi nombre sólo será una estrofa olvidada en un corrido, pero la receta de esta chili con carne correrá secretamente y de boca en boca por las legiones de los hambrientos que apenas saben cocinar.

Ingredientes: 1 lata de chili con carne (la mía de Old El Paso), 1 cebolla (no muy grande o bastará con media), 6 tomates cherry, sal, pimienta, orégano, comino y Tabasco.

Preparación: En una sartén con un poco de aceite ponemos la cebolla cortada en juliana (en tiras) a sofreír. Cuando vaya cogiendo color doradillo, le añadimos los tomates cherrys cortado por la mitad. Les damos una vueltecilla y añadimos el contenido de nuestra lata. Le ponemos sal, un poco de pimienta, espolvoreamos con algo de comino y un algo más de orégano, le añadimos Tabasco generosamente (que el contenido de la lata no pica nada) removemos y dejamos calentar a fuego lento.

Nota: si queréis añadirle un vasito de vino blanco a la cebolla cuando esté doradita y dejar que se evapore antes de añadir los tomates, no va a irle nada mal. Si al final, y antes de zampar, le ralláis un poco de queso por encima, tampoco.


Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails