30 de julio de 2014

CÓMO COCER PASTA RÁPIDO

Cómo cocer pasta rápido

Tradicionalmente los chiringuitos de la playa eran una entidad einsteniana donde la comida era como la energía, nunca se destruía, solo se transformaba. En croquetas, en parte de un revuelto, en tropezones de una ensalada variada de la casa o en comparsa de un arroz. Pero bueno, tenían ese encanto añejo de la informalidad playera, que se sobrellevaba decentemente con un par de vasos de sangría o unos tintos con Casera. Ahora no lo sé. Ahora me pierdo un poco. Aquí en El Puerto de Santa María han puesto este año unos chiringuitos espantosos, de diseño unificado y funcional, modernitos y eso, que parecen cafeterías de hospital. Te sientas en una de sus sillas blancas de plástico a ver la puesta de sol, y tienes la sensación de que en cualquier momento va a aparecer un médico a decirte que el sol ha muerto. O que hay que amputarle los rayos, o atiborrarlo a antibióticos. Da como grimilla. Y es que un chiringuito, o parece hecho con restos de un naufragio, con maderas arrastradas a la orilla por la marea, cubierto con hojas secas de palmera y con una patinilla de salitre, humo y brea, o parece el bar de un tanatorio o un garitillo ibicenco para futbolistas tonto-pijos. Cualquier verano llegamos y en lugar del chiringuito han puesto una máquina de cafés y otra de sándwiches y bollería. Y habrá a quien le guste. Pero bueno, yo lo que os puedo ofrecer es un truco para que, si pasáis del chiringuito y llegáis hambrientos a casa, os podáis zampar un plato de pasta rápido sin cocciones ni esperas. Por si os consuela.


  


Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails