4 de agosto de 2014

PINCHOS DE BACON Y PATATAS FRITAS

Pincho de bacon patatas fritas y pimientos




















Hay días de verano que pasan volando rápidos como esos murciélagos que revolotean a la caída del sol, comiéndose insaciables los minutos de tu tiempo. Te levantas un día despistado, y resulta que es jueves. ¿Cómo que jueves? ¿Y qué ha pasado con mi miércoles? te dices. Y cuando te das cuenta hay por ahí un lunes que a saber dónde lo has puesto, o un viernes que es como las llaves del coche, que nunca sabes dónde lo has dejado. O abres la ventana, se te vuela un domingo de la mesa, se mete debajo de un mueble y no lo vuelves a ver. Y si te has ido fuera, echas en falta días que estabas convencido de que los habías metido en la maleta, junto al flotador y el gorrito de paja, y que no aparecen en todas las vacaciones. O días que te dejaste en casa y que cuando vuelvas seguro que te han inundado el salón de segundos, o esos otros que te dejarán la terraza o el balcón lleno de hojas secas de calendario, por tantos días sin regar. Y así va pasándose el verano, deprisa, deprisa, fast and furious, con días que se pierden en las rendijas del sofá como la calderilla, o días que se te extravían en la arena, como la medallita de oro de la primera comunión que perdíamos de pequeños. Y de repente el verano es una suma desconcertante de días perdidos, de tardes que se volaron, de noches como pavesitas de una hoguera de san Juan, efímeras y fugaces, que se van llevando tus vacaciones y tu verano a un viaje sin retorno. Y pronto agosto vuelve a ser un viejo sol dormido, colgado de una percha en nuestro armario.


Ingredientes: 1 bolsa de patatas congeladas para freír, 1 paquete de lonchas de bacon, unos pimientos de Padrón (o los que tengáis a mano), aceite de oliva virgen extra, sal.

Preparación: es muy fácil. Cogemos tres o cuatro de esas patatas congeladas de bolsa, listas para freír y las enrollamos en bacón. Clavamos en un palillo un pimiento de Padrón, y lo insertamos en nuestro preparado de bacon con patatas, formando un pincho. Lo freímos en abundante aceite, no demasiado caliente, porque los pimientos de Padrón tienen la piel fina y pueden quemarse. Las patatas congeladas se fríen muy rápido, con lo que cuando el bacon y el pimiento estén fritos, las patatas lo estarán también. Si las patatas no son congeladas, habría que prefreírlas antes o van a quedar crudas. Unos pinchos de bacon con patatas fritas facilitos y resultones.


Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails