14 de octubre de 2014

ARROZ CON SEPIA EN SU TINTA

Arroz con sepia

Los otoños es lo que tienen, que en cuanto te descuidas y pasas cerca de un árbol, se te sacude encima todas las hojas viejas, como si estuviera limpiando el desván que esconde entre las ramas. A los niños no les importa. Un parque lleno de hojas secas es como una playa de otoño, en mitad de la ciudad. Y ves a los enanos hacer montoncitos con las hojas y ponerles palitos por encima, y los padres los miran con la babita caída (mi hijo ¡ya junta hojas!) pero con la secreta angustia de no saber si ese artístico montón de hojarasca significa que les espera un futuro como diseñador molón, con piezas en el museo de arte moderno, o si directamente van para barrenderos. Que déjate, que lo de barrendero antes a los padres les parecía poca cosa, pero ahora tienes un hijo trabajando de barrendero y te chuleas en el bar. También es verdad que de barrendero o de lo que sea. Tienes un hijo trabajando y casi da vergüenza decirlo por si alguien te pregunta: ¿ah, trabajando?¿dónde, en Dubrovnik, en Australia, en Qatar? Y tienes que contestar: no, en el Retiro. Y con catorce pagas. Y por tonterías de esas se pierden amistades y no es plan. Que a los árboles se les caen las hojas y no pasa nada, les vuelven a crecer, pero los amigos son como el pelo a ciertas edades, una vez que se cae ya no hay crecepelo que valga. Así que habrá que cuidarlos. Yo últimamente, con este rico arroz con sepia en su tinta, con el que te los ganas incondicionalmente. Y eso está bien porque, oye, te quedas calvo de amigos y ahora con los fríos de otoño, a nada que te descuides, se te llena el alma de hojas secas.

Ingredientes: dos vasitos de arroz redondo de los de calentar en microondas, 2 latas de sepia en su tinta, 1 sobrecillo de tinta (la venden congelada en el súper o se la podéis pedir al pescadero), caldo de pescado (el de vuestra marca favorita) ajo, 1 cayena, aceite de oliva virgen extra, perejil, sal.

Preparación: en una sartén con un poco de aceite ponéis un diente de ajo picado a dorar. Cuando coja color, añadís en contenido del sobrecillo de tinta y un poco de caldo de pescado, y lo deshacéis bien. Agregáis un poco más de caldo (poco, porque este arroz se hace enseguida, no vais a necesitar que esté mucho al fuego, y no queremos que nos quede caldoso) y, cuando hierva, echáis a la sartén el contenido de los dos vasitos de arroz para el microondas, descompactado con la mano para que quede suelto. Removéis y añadís el contenido de las latas de sepia en su tinta, a las que habréis quitado con cuidado el exceso de aceitillo que suelen traer. Removéis todo bien y esperáis a que se evapore el caldo. Lo podéis acompañar con un poco de alioli o con un preparado de ajo picado, aceite y perejil, servido por encima.

Truco: las latas que yo uso son las de sepia en su tinta de Hacendado, que están saliendo muy ricas. La sepia en pedazos grandes y muy tierna. Me tienen enviciado.


  
.
.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails