30 de junio de 2015

SALPICÓN DE MARISCO

El verano es lo que tiene, que se te llena todo de turistas. Es lo que me ha pasado a mí esta mañana, que he cogido un bol para ver qué hacía para comer, y en cuanto me he descuidado un poco, aquello estaba lleno de gente. Primero unos mejillones de lata gallegos que pasaban por allí. Debían ser de un viaje organizado o algo. Han visto mi bol todo chulo y pinturero y han decidido quedarse. Pobrecillos, he pensado yo, todo el invierno, allí en Galicia currando de mejillón, aguantando temporales agarrados a una cuerda. Yo creo que se han ganado unas vacaciones. Pues venga, que se queden. Y en esas que me descuido un poco, buscando algo de lima para aliñarlos, y cuando me doy cuenta, se me ha plantado en el bol un pulpo. Chiquitito, porque era de lata también, oye, pero que ocupa su espacio. Al principio pensé en echarle, pero los pulpos ya se sabe, te miran con esos ojillos tiernos que tienen de cefalópodo, y dan lástima. Son como un cachorrillo abandonado. Total, que entre que sí y que no, de repente, zas, una invasión de gambas, gambones más bien, porque eran gorditos. Y mi bol parecía ya Benidorm en agosto. Oye ¿y quién le dice que no a unas gambas? Eso no pasa. A ti te ponen unas gambas delante y a por ellas. Primero las más grandes y luego ya las más pequeñas. Lo llevamos escrito en los genes. En inútil resistirse. Total, que ya con todo el lío allí montado de mejillones, pulpo, gambones, me he dicho a esto le ponemos unas hierbillas y nos montamos un salpicón de marisco de lo más apañado. Que también te digo una cosa, si todos los turistas fueran como estos, bendita sea la playa en verano.

Ingredientes: 1 paquete de colas de gambón congeladas (sección de congelados de cualquier gran superficie), 2 latas de mejillones al natural, 1 lata de pulpo en aceite, 1 tomate, 1 cebolla, 1 pimiento verde, 1 lima, cilantro, salsa de chile habanero Heinz (o Tabasco normal y corriente) aceite de oliva virgen extra, vinagre, y sal.

Preparación: en un bol ponemos las colas de gambón, descongeladas y hervidas un minuto en agua con sal, el contenido escurrido de las latas de mejillones (reservando el caldo) y el pulpo, también escurrido de su aceite. Añadimos en tomate, la cebolla y el pimiento bien picados. En un recipiente, preparamos el aliño. Primero un par de cucharadas de aceite rico. Le ponemos vinagre, el zumo de media lima (o limón si no tenemos), sal y un par de golpes de nuestra salsa de chile habanero (o Tabasco). Le añadimos también un poco del caldo de la lata de mejillones que teníamos reservado, el cilantro picado y removemos para que se mezcle todo bien. Echamos el aliño sobre la mezcla de animalillos marinos que teníamos, un poco de sal, mezclamos adecuadamente y lo dejamos reposar en la nevera, tapado con plastiquillo transparente, hasta el momento de servir. Una receta rica, sana, fresca y muy marinera. Puro verano.

EN VIDEO

Si queréis ver la receta en vídeo, con el aliciente de aprender también la forma de tunear y mejorar un gazpacho de los de brick, podéis hacerlo viendo esta nueva entrega de El Show de Falsarius Chef






Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails